Reforma educativa, el mejor regalo para los niños: EPN

EPN visitó la huasteca hidalguense. (Presidencia de la República)

EPN visitó la huasteca hidalguense. (Presidencia de la República)

Hasta la huasteca hidalguense, llegó el presidente Enrique Peña Nieto acompañado de su esposa, la señora Angélica Rivera de Peña, para festejar por adelantado con niños indígenas, el Día del Niño.

El presidente dijo que la reforma educativa es la mejor herramienta que le da su gobierno a los niños para que tengan una educación de calidad que los prepare para enfrentar con éxito el futuro.

“Es el mejor regalo que podemos hacer a la niñez de nuestro país, por eso el empeño de este gobierno para precisamente impulsar y consolidar plenamente nuestra reforma educativa, y afortunadamente secretario, podemos dejar constancia de que hemos ido avanzando, hemos ido venciendo barreras, ha habido un mayor consentimiento a esta reforma, entendimiento a los alcances de la reforma educativa y los beneficiarios, ¿Quiénes son?, las niñas y los niños de México”, dijo el presidente Enrique Peña Nieto.

Recordó que la reforma educativa busca tener escuelas con instalaciones de calidad, maestros mejor preparados y una metodología de vanguardia que enseñe a los alumnos a aprender.

“En el siglo 21 ya no podemos seguir enseñando con la misma metodología, con la misma forma que se enseñaba en el siglo pasado, hoy vivimos en la era del conocimiento, en la era de la tecnología, en el uso precisamente del internet que da acceso a un conocimiento universal”, agregó el presidente Enrique Peña Nieto.

A los casi 25 millones de niñas y niños que hay en México el presidente les envió un saludo por el Día del Niño que se celebrará el próximo domingo.

“Desde hoy viernes, felicitar desde Nicolás Flores, a todas las niñas y niños de México, hacerlo porque el domingo el mejor regalo que les podemos dar a los niños es que disfruten su día y no tengan otra actividad”, apuntó el presidente Peña Nieto.

En esta región de Hidalgo hay zonas de pobreza extrema en donde habitan niños y niñas otomíes que tienen que caminar hasta dos horas diariamente para llegar a una escuela.

Es la primera vez que un presidente de la República visita la comunidad de Nicolás Flores. Aquí el presidente Peña entregó la casa del niño indígena. Esta casa fue remodelada y equipada con una inversión de 15.3 millones de pesos. De lunes a viernes aquí viven 106 niñas, niños y jóvenes indígenas de esta región. Reciben educación y cuatro alimentos al día.

Huixóxhitl Pacheco, es una joven egresada de una casa del niño indígena. Contó que gracias a este apoyo ha podido superarse y sacar adelante a sus cinco hermanos menores. Actualmente estudia la licenciatura de educación preescolar bilingüe.

“Es un orgullo salir de una casa del niño indígena, ¿Por qué?, porque nos dan un apoyo que nosotros merecemos y una educación de la que debemos aprovechar para ser unas personas sobresalientes”, agregó Huixóxhitl Pacheco.

En todo México hay mil 323 casas y comedores del niño indígena, que atienden a 75 mil 246 niños, niñas y jóvenes.

Entre 2013 y 2016, se han rehabilitado 225 de estas casas, con una inversión de 935.1 millones de pesos.

En 2017, se invertirán otros 188.4 millones de pesos.

El presidente y su esposa partieron un pastel para celebrar el Día del Niño.

Después recorrieron las instalaciones de la casa del niño indígena y convivieron con los alumnos.

 

Con información de Juan Sebastián Solís.

LLH

comentarios
CARGANDO...