Usan en México recubrimiento de Torre Grenfell incendiada en Londres

Incendio, Londres, Inglaterra, Torre Grenfell, 30 lesionados, emergencia, seguridad

Torre residencial Grenfell. (AP)

La fachada de la torre Grenfell, de 24 pisos que se incendió en Londres y dejó al menos 30 personas muertas, fue recubierta el año pasado de paneles con un interior plástico de polietileno y chapado exterior de aluminio; expertos en incendios aceptaron que el fuego inició en el cuarto piso y se extendió rápida y agresivamente porque fue alimentado por el nuevo revestimiento.

Laboratorios británicos realizaron experimentos con piezas idénticas de estos materiales en los que se observa cómo el material se resiste al incendio a una temperatura de 700 grados centígrados, sin embargo, a más de mil grados, se prende.

Las temperaturas en la torre Grenfell fueron aún más altas.

Alastair Monck, ingeniero de materiales inflamables, explicó que estos materiales, expuestos a la calle, se separan por capas “y cuando entran en llamas, no hay manera de escapar”.

Musa Kalamulah, quien vive en un bloque de departamentos de 24 pisos, ubicado a menos de 100 metros de la torre Grenffel, expuso que “estos edificios no son seguros en cuanto a riesgos por incendio, salud y seguridad. No están bien… Ese edificio era una tragedia a punto de ocurrir”.

En México, este tipo de materiales son utilizados en algunas construcciones.

Renato Berrón, director general del Instituto para la Seguridad de las Construcciones de la Ciudad de México, señaló que “el polietileno es un elemento flamable, no es autoextinguible. Se sigue incendiando y se sigue incendiando, es un elemento peligroso y aquí se usa mucho en cubiertas ligeras… Es traslúcido”.

Agregó que “la gente es libre de hacer una puerta de madera, de aluminio, de polietileno, en fin, es un material que se puede utilizar, con respecto a eso no hay límites, o sea no hay una normatividad que evite el uso de polietileno”.

Más de 200 residentes de North Kensington, barrio donde se incendió la torre Grenffel, se enfrentaron con policías en la sede del Consejo local; demandaron justicia para las víctimas, la reubicación inmediata de los damnificados y el arresto de oficiales del Gobierno local.

Mientras tanto, la primera ministra británica, Theresa May, anuncio que destinará solo cinco millones de libras para ayudar a los afectados.

 

Con información de Valentín Cataldo.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...