Recaudan fondos para apoyar a nadadora baleada a bordo de Uber

 

La nadadora y exseleccionada nacional Fernanda Armenta, continúa hospitalizada tras recibir el impacto de una bala perdida, en la Colonia Del Valle, en la Ciudad de México.

El 30 de enero a las 8:40 de la noche, dos agentes de investigación se percataron de que en el cruce del Eje 6 Sur y Adolfo Prieto, dos hombres armados con pistolas amagaban al conductor de una camioneta. Los agentes ordenaron a los asaltantes que dejaran las armas y se inició el intercambio de disparos.

Fernanda regresaba del trabajo, acompañada de su novio, cuando una bala le perforó el pulmón.

“Unos diez minutos antes de llegar a la casa, en un semáforo, uno o dos coches atrás del Uber donde venía mi hija, estaban asaltando una camioneta y aparentemente ya los venía persiguiendo un carro rojo, que eran policías y empezaron a disparar, creo que a los delincuentes, y una bala que no se sabe todavía de donde salió, fue a dar al Uber, atravesó la cajuela, el respaldo y la bala le tocó a mi hija por la espalda y le salió por el pecho”, relató Arturo Armenta Carrillo, padre de Fernanda.

“Si estaba con ella en el Uber, escuchamos dos balazos y no vimos nada, solo escuchamos dos balazos y ella se bajó y yo también bajé, y después me dijo ‘se me pegó’ y yo no entendí porque no se rompió ni el vidrio ni nada, y me dijo ‘que se me pegó’ y checamos en su pecho y estaba sangrando”, narró Alfred Trock, novio de Fernanda.

Cada día en terapia intermedia en el hospital privado donde se encuentra Fernanda tiene un costo mayor a 20 mil pesos.

“Lo que dijo UBER en el que venía mi hija es que como había sido un percance ajeno a ellos porque el intento de asalto no fue a la empresa, lo calificaban como vandalismo y su seguro no cubría eso, al conductor incluso le hicieron firmar un documento donde se deslindaba de toda responsabilidad, pero ahorita antes de salir me acaban de hablar de UBER de San Francisco y me dijeron que ya dieron instrucciones aquí a México, y que independientemente de que México se haga cargo o no, ellos quieren apoyar, el problema no acaba aquí, Fer va a necesitar rehabilitación, medicamentos”, dijo Patricia Gastón, madre de Fernanda.

Amigos y atletas lamentan lo sucedido y exigen justicia.

“No puede quedar impune, las autoridades deben tomar más medidas y ponerse las pilas para que esto se resuelva y al menos se sepa que pasó de bien a bien”, exhortó Mauricio Limón, atleta.

“Estamos tratando de recaudar fondos para apoyar en el proceso de recuperación de Fernanda”, anunció Irwin Guillén, atleta.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México investiga este caso.

“A través de servicios periciales, la Procuraduría General de Justicia capitalina determinará la trayectoria de los proyectiles, así como la posición víctima – victimario, a fin de determinar la situación del elemento de la Policía de investigación, en tanto también se investiga el paradero de los probables responsables”, informó Oscar Montes de Oca, subprocurador de Averiguaciones Previas de la CDMX.

Uno de los policías, así como su arma de cargo, quedaron a disposición de la representación social, mientras se deslindan responsabilidades.

Con información de Elizabeth Mávil

LHE

CARGANDO...