Reanudan búsqueda de desaparecidos tras naufragio en Colombia

Busqueda de sobrevivientes en Colombia tras naufragio

Soldados y rescatistas en la zona del naufradio en el embalse Guatapé, Colombia. (AP)

Una treintena de buzos reanudó este lunes la búsqueda de al menos 15 desaparecidos en el naufragio de un barco de turismo con cerca de 170 personas a bordo en el embalse de Guatapé, en el noroeste de Colombia, que costó la vida al menos a seis de sus ocupantes.

El director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez, informó que para este segundo día de rescate tienen disponibles “alrededor de unas 33 personas para hacer relevos y un incremento de cuadrillas para avanzar en el proceso de búsqueda”.

La tragedia ocurrió el domingo por la tarde cuando “El Almirante”, una embarcación de cuatro niveles utilizada para paseos cortos en el embalse de Guatapé, en el departamento de Antioquia (noroeste), se hundió minutos después de zarpar.

Márquez sostuvo que oficialmente continúan con el balance de “seis personas fallecidas, 15 desaparecidas y 133 personas que ayer (domingo) fueron evacuadas”.

“Hoy se continúa con las operaciones de búsqueda con los expertos y hemos incrementado el pie de fuerza con dos cuadrillas más”, agregó a periodistas.

Un primer grupo, integrado por 20 especialistas en actividades subacuáticas de los cuerpos de bomberos de Guatapé, Envigado, Rionegro y Medellín, además de buzos de la Armada colombiana, inició a las 07.30 hora local (12.30 GMT) un reconocimiento en el área donde naufragó “El Almirante”.

La instrucción inicial fue realizar una inspección en cada uno de los pisos para hacer un “barrido técnico, operativo y de evacuación”, con la ayuda de cuatro botes de seguimiento externo.

Con la instalación de una plataforma de seguridad desde la que descienden, los buzos buscan tener más control y cercar el perímetro, pues las corrientes de los ríos pueden llevarse los cuerpos, según explicó la secretaria de Gobierno de la Gobernación de Antioquia, Victoria Ramírez.

La funcionaria agregó que a la zona llegaron equipos especializados para levantar el barco y de esta forma poder ver su interior en busca de cuerpos.

Las descargas eléctricas que cayeron anoche en el embalse en medio de un aguacero obligaron a suspender todas las operaciones de inmersión luego que un rayo afectara a uno de los buzos, que sufrió lesiones en un pulmón y está bajo cuidados especiales en un centro médico.

“Llegó un poco afectado por la hipotermia y una descarga eléctrica porque en sus equipos hay bastantes elementos metálicos como el tanque”, contó a Efe el comandante de los bomberos de Envigado, capitán Luis Bernardo Morales.

Los buzos trabajan por grupos que hacen inmersiones de entre 25 y 30 minutos en el lugar donde está la embarcación, a unos 25 metros de profundidad.

“El barco está rodeado totalmente de vidrio, lo que hace más difícil y más peligroso el trabajo. Es muy compleja la búsqueda por la temperatura del agua y la visibilidad es cero”, acotó Morales.

Según pudo conocer Efe, en las primeras inmersiones realizadas el domingo, que permitieron el rescate de tres cuerpos, los buzos hallaron en el segundo piso de la embarcación dos víctimas y una en el primero, donde posiblemente se encuentran al menos diez cadáveres más.

 

AAE

comentarios
CARGANDO...