Quinto encierro de San Fermín, veloz y sin heridos por asta

Quinto encierro, San Fermín, Jandilla, Pamplona, España, pamplonada, tauromaquia, toros

El quinto encierro pertenece a la ganadería Jandilla. (EFE)

La velocidad de los toros provocó hoy un encierro rápido en la quinta jornada de los sanfermines que se celebran en Pamplona, España, que se cerró sin heridos por asta.

Los toros de la ganadería de Jandilla corrieron el encierro más rápido de las fiestas, con una duración de dos minutos y 12 segundos y sólo se registró un herido por traumatismo craneal.

Tras salir hermanados de los corrales, tres toros se adelantaron para abrir el encierro, rápidos y en fila, hasta la plaza del Ayuntamiento, donde se les unió un jabonero.

Tras cruzar a gran velocidad la calle Mercaderes, los bureles llegaron a la curva de Estafeta, donde se encontraron con un imprudente corredor apostado en el vallado, justo en uno de los puntos más peligrosos del recorrido.

Volteado por los animales, milagrosamente, el corredor no fue empitonado y los toros, con una actitud noble, siguieron su camino divididos en tres bloques, un primero encabezado por uno negro, seguido por otros dos y un jabonero, y al final los mansos acompañados por dos castaños.

En el callejón se registraron algunas caídas de corredores, sin más consecuencias, y en la plaza, donde los primeros en entrar dieron una pequeña vuelta por la arena, entraron todos juntos en los chiqueros.

Los servicios sanitarios del encierro confirmaron, de momento, un único traslado al Complejo Hospitalario de Navarra, el de un mozo con traumatismo craneal, herido en la plaza del Ayuntamiento.

 

Con información de EFE.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...