#TLCAN

Quién es Wilbur Ross y cuál es su postura sobre el libre comercio

Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos (AP, archivo)

Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos (AP, archivo)

Los votos por el sí son 72, los votos por el no son 27. La nominación está confirmada. Al nuevo secretario de Comercio de Donald Ttrump no le gustan los tratados comerciales internacionales. “El libre comercio es un eslogan, el libre comercio no es una realidad. Punto, fin de la historia. Es una ficción, la idea de que todos los tratados son equitativos es simplemente errónea”, considera Wilbur Ross, el nuevo secretario de Comercio de Estados Unidos.

Durante la campaña presidencial, Wilbur Ross trabajó para Trump como uno de sus principales asesores económicos. Esto, pese a que estaba registrado en el Partido Demócrata hasta principios de 2016.

En gran medida, influyó en los planes de Trump para buscar la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y retirarse del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica, de los cuales México forma parte, al considerarlos perjudiciales para Estados Unidos.

“No soy antitratados, estoy a favor de los tratados, pero soy sensible a los tratados, no a favor de los tratados que ponen en desventaja a los trabajadores estadounidenses”, dice Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos.

Pero Wilbur Ross se ha beneficiado por sus negocios en México. Según el Departamento del Trabajo estadounidense, es fundador de por lo menos ocho fábricas de autopartes que están en seis estados como Coahuila, Sonora y Nuevo Léon.

“A lo largo de los años he tenido negocios, y de hecho operado, en 23 países”; afirma Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos.

En el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, sus empresas han mandado material automotriz a las principales compañías de la Unión Americana como Ford, General Motors y Chrysler.

“El TLCAN es el peor tratado firmado en la historia de este país”; asegura Donald Trump, el presidente de Estados Unidos.

De acuerdo con registros de esa Secretaría, publicados por la agencia Reuters, unos dos mil 700 empleos de las compañías de Wilbur Ross han sido trasladados de Estados Unidos a nuestro país desde 2004. Esto, en contrasentido de la política económica y laboral de Trump.

“Nuestros trabajos se están yendo del país, se van a México, se van a otros países. Tenemos que parar que nuestros trabajos sean robados, tenemos que parar que nuestras compañías se vayan de Estados Unidos”, señala Donald Trump.

Otros países en los que Wilbur Ross ha hechos negocios con el mismo esquema son Nicaragua, India o potencias como Rusia, Japón o China, este último, según él, la nación más proteccionista del mundo.

“No podemos permitirnos tratados que son inherentemente malos para los trabajadores estadounidenses y para los negocios estadounidenses”, indica Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos.

A sus 79 años de edad, Ross es el integrante más viejo del gabinete de Trump. Es conocido como “El rey de la bancarrota”. A través de su firma de inversiones compró diversas empresas con graves problemas financieros, sobre todo del sector manufacturero y acerero, pero que perfilaban grandes utilidades. Lo que hizo fue sanear sus finanzas para luego venderlas en un precio mayor. Esto lo convirtió en el multimillonario número 232 de todo el mundo, con una fortuna de casi tres mil millones de dólares.

“Necesitamos más espectro en el sector privado”, afirma Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos.

Ross trabajó durante 24 años para la firma británica Rothschild, en Nueva York, en el área de bancarrotas y reestructuración corporativa. La primera compañía que rescató de la quiebra fue Federal Express. Después, comenzó la relación con el ahora presidente electo de Estados Unidos.

A finales de la década de los ochenta, Donald Trump pasaba por el peor momento como empresario. En 1991 tuvo que declarar en quiebra a uno de sus tres casinos de Atlantic City. Ross fue uno de los encargados de aconsejar al magnate neoyorquino para que saliera del bache.

El graduado de la Universidad Yale considera como modelo a seguir a Warren Buffett, uno de los más destacados inversionistas del mundo, quien acaba de destacar la importancia de los inmigrantes y el estado de Derecho para la prosperidad de Estados Unidos.

Buffett aseguró que la economía de mercado y el flujo de extranjeros talentosos y ambiciosos han sido determinantes para la Unión Americana.

Con información de Adrián Soulé

MLV

CARGANDO...