¿Qué llevó al atacante de Londres a radicalizarse?

Ofrendas florales para las víctimas del atentado en Londres. (AP)

Ofrendas florales para las víctimas del atentado en Londres. (AP)

Una foto, tomada en 1978, muestra al popular y feliz adolescente británico de raza mixta, Adrian Russell Ajao.

¿Qué circunstancias convirtieron a este joven de una familia cristiana británica de clase media en un terrorista y seguidor del islamismo extremo? ¿Cómo se transformó a Khalid Masood?

El equipo de Noticieros Televisa buscó respuestas con un recorrido de lugares donde el atacante había vivido.

Su niñez y adolescencia la pasó en la idílica ciudad inglesa de Tunbridge Wells.

Cuando Adrian Ajao tenía 16 años abandonó el colegio, aunque era talentoso en química y matemáticas. A los 18 años ya estaba cometiendo delitos menores y vendiendo estupefacientes.

A sólo 19 años de edad, en 1983, se casó y trabajó en esta compañía de materiales de limpieza. Ese mismo año, en este poblado, Northian, Adrian Ajao fue encarcelado por primera vez por vandalismo. En el año 2000 enfrentó cargos mucho más serios: fue encontrado culpable de acuchillar y lesionar al dueño de un bar en Northian.

Se podía violentar, sí, después de echarse un trago, pero no por eso iba a atropellar gente en el puente de Westminster, ¿o sí? Y yo pienso que cuando estuvo en la cárcel lo han de haber radicalizado, y algo pasó, pero mucho después de irse de Northian”, explica Nigel Adams, residente del poblado de Northian.

Pero todo indica que el evento que transformó su vida ocurrió en el 2003, cuando fue encarcelado por tercera vez, por un asalto con un cuchillo. Entró a la prisión como Adrian Ajao, pero salió como Khalid Masood.

Casi de inmediato se convirtió al islam y se casó con una británica musulmana y viajó a Arabia Saudita. Por 4 años trabajó como maestro de inglés y vivió cerca de una ciudad sagrada para los musulmanes: Medina. Es ahí donde adoptó al wahabismo, la versión más conservadora del islam.

En el 2009, Khalid Masood regresó al Reino Unido y ya con su tercer matrimonio y con dos pequeños, rentó una casa en la calle en la ciudad de Luton, en el condado de Bedfordshire.

Vivió ahí por más de 3 años. Los vecinos lo recuerdan como un padre de dos pequeños, un entusiasta de la jardinería quien estaba vestido de negro todo el tiempo.

Yo lo veía como un padre que tenía dos hijos. Yo diría que era marido casero. Lo veía con los niños más que nada. Esto me hace sentir enferma. Estoy orgullosa de trabajar en Luton, estoy orgullosa de trabajar en una cultura diversa”, dice Katie Garriques, maestra de primaria y vecina de Masood en Luton.

Ésta es la mezquita de Luton donde Khalid Masood rezaba diariamente. Los líderes religiosos locales y los fieles que acuden a la mezquita insisten que Masood jamás se integró a la comunidad local. Incluso abandonó este lugar, ya que aquí no se promulgaban ideas radicales.

Al respecto, Yassir Khan, residente de Luton y musulman moderado, dice: “A ningún musulmán le gusta un acto como el que cometió este británico y los musulmanes condenamos mayoritariamente ese punto de vista. Lo puede usted oír por aquí y por allá por todo el Reino Unido. No creemos que un musulmán pueda cometer ese acto. Eso lo condenamos enérgicamente y él no es uno de nosotros”.

“Lo que haya hecho él es un acto suyo. El islam no predica que se practique nada así. Y vivimos en una aldea global; Inglaterra no es una sola comunidad, es una comunidad mundial. Estamos muy bien enlazados los unos con los otros, y condenamos lo que haya hecho él. Si vivía en Luton, vive gente en Luton, vive gente en distintos lugares; no por eso, por una sola persona, tendrá Luton mala imagen o mal nombre. El acto fue de él”, dice por su parte Hamas Ghilani, residente de Luton y también musulman moderado.

Pero la ciudad de Luton ya casi por dos décadas cuenta con una mala reputación por el radicalismo islamista y también el neo-nazi.

A finales de la década pasada la ciudad de Luton, con un alto porcentaje de población musulmana, era una ciudad con fuertes tensiones entre las comunidades:  por un lado, aquí estuvo muy activa una organización radical islamista británica llamada ‘Al Muhajiroon’, que ahora ya está prohibida en el territorio del Reino Unido. Por otro lado fue en Luton donde nació la organización de los supremacistas blancos la EDL, English Defence League.

Masood permaneció en Luton hasta el 2013:  en esta ciudad conoció a un clérigo de odio, el fundador de ‘Al Muhajiroon’, Anjem Choudary, quien fue encarcelado en agosto del año pasado por difundir propaganda terrorista. No es ninguna coincidencia que Khalid Masood incluso había adoptado temporalmente el apellido de su tutor: Khalid Choudary.

Khalid Masood. (EFE, archivo)
Khalid Masood. (EFE, archivo)

Khalid Masood. (EFE, archivo)

La idea central del grupo de ‘Al Muhajiroon’, igual que del autodenominado ‘Estado Islamico”, que inspiraron a Masood, declara que cualquier instrumento de lucha contra el Occidente es válido, ya que así se hace venganza por las injusticias de las guerras de Iraq y Afganistán.

La activista de la comunidad iraquí en Gran Bretaña, Aya Bdaiwi es iraquí y perdió a familiares en este conflicto bélico, pero ella totalmente rechaza esta postura de los extremistas:

“Yo les diría que ese pretexto no basta, que no tiene justificación. Esto es un asunto de política exterior; no significa que esté bien que uno se ponga a atropellar a civiles inocentes que simplemente vivían su ida. Y mi religión afirma que ‘Si matas a una persona, es como si mataras a toda la humanidad'”, puntualiza.

El pasado 22 de marzo Khalid Masood se convirtió en el autor del mayor acto de terror en terreno británico en 12 años, desde los ataques del 7 de julio del 2005.

 

Con información de Vytas Rudavicius, corresponsal de Noticieros Televisa.

 

AAE

CARGANDO...