Pyongyang acusa a Seúl y Washington de proporcionar el veneno que mató a Kim

Pantallas en una tienda de Corea del Sur muestran la imagen de Kim Jong-nam, hermano mayor del líder norcoreano, asesinado en Kuala Lumpur. (AP)

Pantallas en una tienda de Corea del Sur muestran la imagen de Kim Jong-nam, hermano mayor del líder norcoreano, asesinado en Kuala Lumpur. (AP)

Pyongyang acusó este miércoles a Seúl de facilitar el veneno que mató en Malasia a Kim Jong-nam, hermano mayor del líder norcoreano, e insinuó que la sustancia tóxica habría sido introducida en Corea del Sur desde Estados Unidos.

“En vista de que las mujeres detenidas como sospechosas del asesinato (…) visitaron Corea del Sur varias veces en el pasado, es muy posible que las autoridades surcoreanas les dejasen llevar la sustancia. Esto no es fortuito”, argumenta el régimen en un comunicado difundido por la agencia estatal de noticias KCNA.

Corea del Norte recuerda que “sólo Estados Unidos y algunos otros países todavía poseen el agente nervioso VX hallado en el cuerpo de Kim, y destaca “lo problemático que es el hecho de que Estados Unidos esté introduciendo en Corea del Sur todo tipo de armas químicas.

Kim Jong-nam, hermano mayor de Kim Jong-un falleció el 13 de febrero tras ser supuestamente envenenado por dos mujeres en el aeropuerto de Kuala Lumpur, donde iba a tomar un vuelo de regreso a Macao, donde residía en su exilio voluntario.

El informe preliminar de la muerte realizado por las autoridades malasias determinó que el VX fue la causa del fallecimiento de Kim Jong-nam.

Pyongyang, que asegura que “la causa de la muerte todavía no ha sido claramente identificada”, acusó nuevamente hoy a Corea Sur de extender el rumor de que Kim Chol -nombre que aparecía en el pasaporte diplomático del fallecido y con el que KCNA se refiere al hombre- fue envenenado por agentes norcoreanos para provocar rechazo hacia el país y un conflicto con Malasia.

“Estados Unidos y las autoridades surcoreanas están culpando a la RPDC (Corea del Norte) sin fundamento”, unas acusaciones con tintes políticos encaminadas a empañar su imagen “y derribar su sistema social”, señaló hoy la KCNA.

El medio norcoreano aseguró también que “el peligro y la gravedad del problema” radica en que la acusación del uso de armas químicas ofrece paralelismos con la de “posesión de armas de destrucción masiva de Irak difundida por Estados Unidos en los años noventa”.

El objetivo final de Estados Unidos es “despertar la repugnancia internacional hacia la RPDC y provocar una guerra nuclear a cualquier precio”, acusó en el texto.

Ante ello, el régimen norcoreano advirtió que adoptará las medidas de defensa necesarias y aconsejó a Estados Unidos “y sus fuerzas vasallas” a no “correr desbocado”, teniendo presente la posición estratégica del Norte como potencia nuclear.

Las autoridades de Malasia han acusado a una mujer vietnamita y otra indonesia del asesinato de Kim Jong-nam, mantienen detenido a un químico norcoreano y buscan a otros cuatro ciudadanos del mismo país que huyeron poco después del crimen.

 

AAE

 

CARGANDO...