Putin propone desarrollar armas robóticas en Rusia

Vladimir Putin, presidente de Rusia, desea que su país desarrolle armas robóticas, (Getty Images, archivo)

El presidente ruso, Vladimir Putin, propuso este jueves a la industria armamentística rusa desarrollar armas robóticas, capaces de “cambiar de forma fundamental todo el sistema de armamentos para las fuerzas armadas” convencionales.

“Los complejos robóticos autónomos son una vía de futuro muy importante” para la industria, dijo el jefe del Kremlin en una reunión de la comisión industrial-militar rusa.

Los desarrollos en el ámbito de los armamentos destinados a las fuerzas armadas convencionales, agregó, “deben tener en cuenta los conflictos potenciales” y la situación actual en este terreno “tanto en el mundo como en nuestro país”.

Se debe analizar en profundidad la experiencia práctica en el empleo del armamento y la tecnología militar, incluida la obtenida en combate tanto por nosotros como por otros países”, subrayó Putin.

Por otro lado, destacó que la industria debe prestar especial atención en crear y mejorar el equipamiento para las tropas de infantería, ya que “su papel en los posibles conflictos armados es muy grande”.

“Nuestro objetivo es dotarles de las mejores armas, de armamento moderno, para elevar sustancialmente su potencial de combate”, aseveró.

La movilidad y la capacidad de desplegarse en cualquier punto del planeta en el plazo más breve posible es clave para la capacidad de actuación de la infantería, indicó Putin.

En medio de lo que parece la vuelta a la dialéctica de la Guerra Fría entre Rusia y Occidente -al menos hasta la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos- Rusia y el bloque de la OTAN han reforzado su presencia militar en las fronteras entre este país y Europa del Este.

Sin embargo, en su tradicional rueda de prensa anual celebrada en diciembre pasado, Putin descartó entrar en una carrera armamentística con Occidente, entre otras cosas para “no gastar recursos que no tenemos”.

Algunos países europeos, sobre todo Polonia y las tres repúblicas bálticas, ven amenazada su seguridad tras la decisión del Kremlin de anexionarse la península de Crimea y de apoyar a los separatistas prorrusos del este de Ucrania.

AAE

comentarios
CARGANDO...