Profepa reintegra a su hábitat a tres cocodrilos y una tortuga carey en Chiapas

Los cuatro ejemplares de vida silvestre se observaron en aparente buen estado físico y de salud (Twitter/@PROFEPA_Mx)

Los cuatro ejemplares de vida silvestre se observaron en aparente buen estado físico y de salud (Twitter/@PROFEPA_Mx)

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) reintegró a su hábitat a tres ejemplares de Cocodrilo y una Tortuga carey que fueron rescatados en las costas de Chiapas.

Lo anterior, tras un reporte de Campamento Tortuguero de la Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural del estado (Semahn), ubicado en el Poblado de Puerto Arista, que señaló que en el patio trasero de un domicilio había un Cocodrilo.

Ante ello, personal de la Profepa, de la Asociación para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de Flora y Fauna Silvestre, A.C. (Comaffas) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) acudió al lugar observando que se trataba de un Cocodrilo de río, macho adulto, con una longitud de 2.88 metros y 93 kilogramos de peso.

Asimismo, se encontró un Caimán de anteojos o Pululo atrapado de manera accidental en una red de pesca del propietario de dicho inmueble. Éste es un macho adulto joven, con longitud de 1.3 metros y 4.5 kilogramos de peso, además de que presenta una herida añeja en la cola.

Posteriormente, en una casa contigua un joven se acercó para indicar a los inspectores que en su red, cerca de la bocabarra de Paredón del mismo municipio, cayó o se enredó una tortuga, hace aproximadamente diez días.

Se determinó que se trataba de una Tortuga carey, la cual se observa con algunos balanos adheridos a su cuerpo, de aproximadamente 60 centímetros de longitud, con un peso aproximado de 5 kilos.

También, personal de la Profepa observó en el camino un ejemplar de Caimán de anteojos o Pululo, macho adulto joven, de longitud de 73 centímetros, 1 kilogramo de peso, el cual fue capturado para evitar que fuera arrollado por un vehículo y finalmente ser reintegrado a su hábitat.

A los tres ejemplares de cocodrilos se les realizó corte de quilla y colocación de grapas en una de sus extremidades posteriores, para tener control de los mismos.

Los cuatro ejemplares de vida silvestre se observaron en aparente buen estado físico y de salud.

El Cocodrilo de río y los dos Caimanes de anteojos fueron reintegrados en el estero conocido como Madre Sal, del municipio de Tonalá, Chiapas, mientras que la Tortuga carey se dejó temporalmente en el Campamento Tortuguero de Puerto Arista para su observación.

Con información de Notimex

MAP

CARGANDO...