Procuraduría de NL tarda un año en revelar campo de exterminio de ‘Los Zetas’

A un año, el Gobierno estatal informó que en las fosas encontraron 56 perfiles genéticos. (fundenl.org)

 

El sitio donde fue encontrada una fosa clandestina en el municipio de García, en Nuevo León, “es un lugar desolado, un lugar que solamente cuenta con paredes, abandonado, es un lugar de muerte, es un lugar terrible… como los hayan traído es terrorífico”, aseguró Leticia Hidalgo, miembro de la asociación Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en NL.

“Los Zetas” convirtieron este rancho en un centro de extermino.

“Quizá, que los hayan asesinado es lo peor que les pudo pasar, eso es un campo de exterminio, ¿no?”, cuestionó.

El lugar está apartado, en un lugar desértico, al pie de la Sierra El Fraile, a dos kilómetros de las grutas de García y a sólo 40 de Monterrey.

La Procuraduría estatal lo descubrió en 2016, después de un enfrentamiento con integrantes de “Los Zetas”, “donde fue abatido el líder de este grupo, apodado “El Fabuloso”, a raíz de ello se dio con este lugar”, detalló el vocero de Seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci.

Alrededor del rancho, encontraron pozos donde los criminales enterraron los restos de sus víctimas, después de calcinarlos; “no eran cuerpos completos y estaban en un mal estado”, dijo Fasci.

“Los Zetas” llaman “cocinas” a estos centros; ahí, “se llevan unos toneles, se echan a las personas de punta, se empieza a echar diésel. Con ayuda de 20 litros de diésel te desaparecen de este mundo”, reveló un exintegrante de ese grupo delictivo.

La Procuraduría General de Justicia de Nuevo León tardó casi un año en informar detalles del hallazgo.

“Durante todo un año y durante siempre, nunca nos quieren dar información”, explicó Leticia Hidalgo.

El estado argumentó que no lo informaron oportunamente, porque los restos estaban sumamente calcinados; “la recuperación de los restos fue lenta, porque hay que hacerla con mucho cuidado y con todos los protocolos”, indicó el vocero de Seguridad de la entidad.

A un año, el Gobierno estatal informó que en las fosas encontraron 56 perfiles genéticos, es decir, 56 personas, de las cuales ya identificaron, con nombre y apellido, a 24; faltan 32.

“Los restos… coinciden todos con desaparecidos de 2010”, mencionó Fasci, año en que “Los Zetas” operaron en la zona de la fosa cuando Jaime Rodríguez Calderón, actual gobernador de Nuevo León, era presidente municipal de García.

Por ello, los familiares de personas desaparecidas acusan que autoridades estatales fueron herméticas durante un año.

 

Con información de Marco Antonio Coronel.

 

RMT

CARGANDO...