Príncipes Jorge y Carlota irán a homenaje de su abuela, Diana de Gales

Príncipe Jorge, Princesa Carlota, duques de Cambridge., nietos Lady Di

Fotografía de los príncipes Jorge y Carlota, acompañarán a sus padres, los duques de Cambridge. (Internet/archivo)

Los príncipes Jorge y Carlota, de 3 y 2 años, respectivamente, acompañarán el próximo 1 de julio a sus padres, los duques de Cambridge, en el homenaje a la tumba de Diana de Gales que tendrá lugar con motivo del que hubiera sido su 56 cumpleaños, según informó el Palacio de Kensington. 

Los pequeños se trasladarán este sábado a Althorp, en el condado inglés de Northampton, residencia de la infancia de la princesa Diana y lugar donde se encuentra enterrada, para participar en un acto privado de recuerdo a su abuela.

La madre de los príncipes Guillermo y Enrique está enterrada en una isla en un lago ornamental conocido como “Oval Lake”, dentro del parque “Pleasure Garden”, de Althorp, a la que hay que trasladarse en bote.

El lago está siendo remodelado bajo la supervisión de su hermano, Charles Spencer y su mujer, lady Karen, después de que el que fuera cocinero de Diana, Darren McGrady, dijera en redes sociales que el lugar donde descansa la princesa se encontraba “abandonado”.

La ceremonia, a la que no asistirán ni el príncipe Carlos ni su esposa, Camilla, duquesa de Cornualles, será oficiada por el arzobispo de Canterbury (primado de la Iglesia de Inglaterra), Justin Welby, en las dependencias de la familia Spencer.

El acto tendrá lugar a menos de dos meses de que se cumpla el vigésimo aniversario del trágico accidente de tráfico que el 31 de agosto de 1997, en París, terminó con la vida de la princesa y de su entonces novio, Dodi Al Fayed, fecha que será conmemorada con varios actos en su honor.

La organización Diana Award, fundada en 1999 para preservar su legado y patrocinada por los dos hijos de la princesa, los príncipes Guillermo y Enrique, anunció a comienzos de este año que las celebraciones estarán dedicadas a subrayar su carácter solidario.

Además, los príncipes Guillermo y Enrique han encargado la colocación de una escultura, que podrá ser vista por el público en los jardines del palacio de Kensington, al oeste de Londres.

RAMG

 

CARGANDO...