Presunto asesino de niña en Neza tenía denuncias de agresión sexual

Valeria, feminicidio, Ruta 40, Neza, abuso sexual, asesinato, justicia

Algunos choferes de la Ruta 40 admitieron dar el servicio en medio de irregularidades. (Noticieros Televisa)

La primaria “Alfredo V. Bonfil” rindió homenaje a Valeria, la niña de 11 años de edad, presuntamente violada y asesinada por un chofer que manejaba la combi con la que su padre intentó protegerla de la lluvia, el pasado jueves, en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México.

El profesor Alejandro, maestro de Valeria, transmitió el siguiente mensaje a sus alumnos:

Entre ustedes estaré, aunque no me miren ni me puedan tocar, yo estaré cerca, sentirán el calor de mi amor en sus corazones. Cuando ustedes tengan que viajar por este camino yo los recibiré con una sonrisa y les diré: ¡Bienvenidos! Nosotros sabemos que Valeria está aquí, en este que es su lugar, en este que es su salón, su lugar de trabajo y donde siempre compartió con nosotros”.

Sergio Alberto Gutiérrez, padre de Valeria, explicó que subió a la niña a la combi en Sor Juana y Mañanitas. El chofer tenía que avanzar sólo cinco calles y bajarla en la esquina con Cielito Lindo, pero no ocurrió. La combi se había dado a la fuga y el padre, en su bicicleta, no pudo darle alcance.

El viernes, la familia localizó la combi en la calle de Sandunga frente al número 158; adentro estaba la menor, sin vida.

Alejandro Gómez, fiscal general del Estado de México, señaló que “el haber hallado la combi es lo que lo que nos dio la primera pista del tema. Esto nos permitió acercarnos con personas, choferes, checadores de la Ruta 40 y nos permitió acercarnos con el dueño de la combi. El dueño de la combi en efecto nos señaló a la persona a quien le había dado la combi para efectos de que la trabajara… y encontramos una persona dentro de la Ruta 40 que nos ubica al probable responsable como aquella persona que él le recomendó al dueño de la combi para que lo contratara. Esto propició que nuestros agentes fueran al domicilio de esta persona y en las inmediaciones del domicilio fue hallada está persona caminando en contraflujo de por dónde venía la Policía. Le hacen el alto para entrevistarlo, el sujeto trata de correr, de escaparse. Lo persiguen, lo revisan, le hallan un envoltorio de marihuana y también trata de evadir todas las preguntas que se le llevan a cabo”.

Los padres de Valeria aseguraron que, de haberse cumplido la normatividad para el transporte, la niña estaría viva. El chofer, además de tener antecedentes penales, no tenía registro ni licencia, la unidad no llevaba tarjetón ni seguro y tenía vidrios polarizados.

El padre de Valeria dijo que “Neza es una ciudad sin ley, las unidades viajan sin placas, no traen identificación del chofer, como lo hacen en el Distrito Federal, vienen polarizadas, vienen obstruyendo la visibilidad, seguras no son… No hubiera pasado esto si las autoridades hubieran hecho… Yo no digo que fue malo, los policías que me apoyaron en el momento lo hicieron, pero en ese momento debieron hacer algo más”.

Jaqueline Ortiz, madre de Valeria, sostuvo que hubo omisiones en la búsqueda de su hija, “en ese momento había un carro que andaban buscando… Cómo es posible que pudieron localizarlo más pronto el carro blanco, que mi hija de 11 años que estaba indefensa, que estaba a punto de ser matada”.

El sábado, la Fiscalía mexiquense detuvo a José Octavio Sánchez, de 43 años de edad, presunto responsable del feminicidio de Valeria, quien hoy fue ingresado al penal de Neza-Bordo.

Una expareja de José Octavio Sánchez declaró a las autoridades que ya había sido acusado de una agresión sexual en la Ciudad de México y otra joven lo señaló de haberla intentado atacar en el transporte.

El fin de semana y este lunes se registraron bloqueos y marchas de vecinos de Nezahualcóyotl exigiendo justicia y mayor seguridad en el transporte.

Johana, una de las asistentes a la protesta y vecina de Neza, comentó que reza antes de subirse al transporte para pedir que no la asalten, “siempre me pasa lo mismo, prefiero mejor o caminar o andar en la bici”.

Algunos choferes de la Ruta 40 admitieron dar el servicio en medio de irregularidades.

Uno de los choferes, José Luis Elizalde, admitió que “da pena dar la cara. Yo entiendo a la mamá, yo tengo hijas, tengo hijos, si hubiera pasado esto yo hago lo mismo. Aquí los directivos no dan la cara”.

Agregó que el presunto agresor “tenía poquito de entrar a la Ruta. Era una persona que no se bajaba… Desgraciadamente antes la Ruta llevaba un control, ahora no lo lleva”.

Valeria fue enterrada el domingo en el panteón “Jardínes del Oriente” en Texcoco; unas 300 personas acompañaron su cortejo.

En julio próximo, Valeria terminaría la primaria y, según su familia, quería ser doctora.

 

Con información de Arturo Sierra.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...