Presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan se desmaya al final del Ramadán

El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan (EFE)

El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan (EFE)

El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, sufrió este domingo un desmayo durante un rezo matutino con motivo del final del Ramadán en una mezquita de Estambul, informa el diario Hürriyet.

Según el rotativo, el presidente se desmayó cerca de la 06:00 hora local (04.00 GMT) en un templo musulmán de Estambul, fue atendido por los médicos que llegaron en una ambulancia y a los pocos minutos pudo continuar su agenda prevista.

ERDOGAN RECHAZA EXIGENCIAS ÁRABES SOBRE CATAR

El presidente turco rechazó una exigencia de los principales países árabes al anunciar el domingo que no retirará las tropas turcas de su base en Catar. Agregó que la extensa lista de ultimátums de los países árabes amenaza la soberanía dela pequeña nación del Golfo Pérsico.

Hablando con reporteros en Estambul después de las oraciones de la festividad por el fin del ayuno del mes del Ramadán, Recep Tayyip Erdogan calificó la exigencia como “irrespetuosa”. Dijo que Turquía no busca el permiso de otros cuando hace acuerdos de cooperación de defensa.

“Desafortunadamente, exigir que Turquía retire sus soldados también es irrespetuoso hacia Turquía”, dijo.

Erdogan afirmó que Turquía continuará apoyando a Catar contra las muchas sanciones que ha enfrentado desde que varios países árabes acordaron a principios de mes aislar al país por su supuesto apoyo al terrorismo.

En una muestra de apoyo, el Parlamento turco ratificó rápidamente a principios de mes un acuerdo con Qatar que data de 2014, mediante el cual permitió el despliegue de tropas a su base allí. El ejército dijo que 23 soldados llegaron a Doha el jueves.

Erdogan dijo que previamente hizo una oferta similar a Arabia Saudí para establecer una base allí, pero que no recibió respuesta del rey.
Doha recibió una lista de 13 puntos de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Bahrein, que incluían exigencias como cerrar el canal de televisión árabe Al Jazeera, cortar lazos con grupos islamistas como la Hermandad Musulmana y moderar sus relaciones con Irán.

El país rico en hidrocarburos dijo que estaba revisando el ultimátum, pero advirtió que no negociaría bajo asedio.

El presidente turco dijo que su país “admira y abraza” la actitud de Catar. Consideró que la lista de exigencias de los países árabes viola la ley internacional.

“Vemos un ataque contra los derechos de soberanía de un Estado”, agregó.

Erdogan opinó que la demanda de que Catar cierre Al-Jazeera es un intento de suprimir la libertad de prensa de la cadena e instó a los grupos de derechos humanos a denunciar el caso.

Con información de AP

HVI

comentarios
CARGANDO...