Presidente de Honduras podrá reelegirse tras ganar primarias partidistas

Presidente de Honduras podrá relegirse tras ganar primarias en elección partidista

Juan Orlando Hernández dijo a los periodistas que "nunca había visto unas elecciones internas con tanta gente" (Twitter @FuerzaCachureca )

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, podrá optar en noviembre a la reelección en el cargo al haberse impuesto en el proceso de primarias de su partido, el Partido Nacional, según el primer informe oficial del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Hernández se imponía con el 92,9 por ciento de unos 102.300 votos contabilizados, indicó el TSE, que prolongó los comicios por una hora, de las 16.00 a las 17.00 horas locales debido a la demora en la apertura de algunos colegios electorales.

El otro contendiente del partido en las primarias fue Roberto Ramón Castillo, quien encabezaba una corriente interna, y sumaba el 7,1 por ciento en el primer recuento.

Hacia las 20.30 horas locales el TSE había escrutado el doce por ciento de los votos.

Tras ejercer el sufragio en la occidental ciudad de Gracias, departamento de Lempira, de donde es originario, el presidente dijo a los periodistas que “nunca había visto unas elecciones internas con tanta gente” y que en algunos lugares harían falta papeletas.

Añadió que a su región asistieron unos 40 observadores, a quienes invitó, lo mismo que a la prensa, a que verificaran el desarrollo en normalidad en que se celebraban las primarias y que informaran de lo que habían visto en Honduras.

Indicó además que estaba “gratamente sorprendido por el respaldo y acompañamiento” en las elecciones primarias del Partido Nacional.

Por su parte, su hermana Hilda Hernández, exministra asesora de Estrategia y Comunicaciones, indicó que el Partido Nacional esperaba el apoyo en las urnas de alrededor de 1,3 millones de votantes.

Los otros dos partidos políticos que participaron en las primarias son Libertad y Refundación (LIBRE) y el Liberal.

LIBRE es la primera fuerza de oposición en el Parlamento, mientras que el Liberal es la segunda y busca volver por sus fueros tras el resquebrajamiento que sufrió a raíz del golpe de Estado al expresidente hondureño Manuel Zelaya, el 28 de junio de 2009.

Zelaya había llegado al poder bajo la bandera del Partido Liberal el 27 de enero de 2006, pero a siete meses de concluir su mandato fue derrocado cuando promovía reformas constitucionales desoyendo impedimentos legales.

Por el partido LIBRE, a cuya presidencia concurrieron tres candidatos en las primarias, los primeros resultados favorecían a Xiomara Castro, esposa de Manuel Zelaya, que se imponía a Rasel Tomé y Nelson Ávila con el 94,09 por ciento, según el primer informe del TSE.

Castro dijo, tras votar en compañía de su marido en la ciudad de Catacamas, departamento oriental de Olancho, que las elecciones de su partido “son transparentes” y que contarán “con los votos que en realidad son la base del partido”.

Según indicaron dirigentes de LIBRE en rueda de prensa, el partido superó hoy los 500.000 votos, de los que Xiomara Castro habría logrado unos 450.000.

Bajo las siglas de LIBRE, partido que surgió tras el golpe de Estado a Manuel Zelaya, La ex primera dama perdió contra Juan Orlando Hernández las elecciones generales de 2013.

En el caso del Partido Liberal, la sorpresa la daba Luis Zelaya, que obtenía el 56,7 por ciento de unos 67.338 votos, contra el 34,25 por ciento de Gabriela Núñez, su más cercana contendiente.

Los liberales llegaron a las primarias con cinco precandidatos, entre ellos dos de la vieja guardia: Carlos Montoya, expresidente del Parlamento, y Enrique Ortez, a quienes se sumó Eduardo Martell, de los nuevos cuadros del centenario Partido Liberal.

La votación inició a las 07.00 horas locales con la participación de los tres partidos más fuertes, de siete legalmente inscritos, para elegir los candidatos a un presidente, tres designados presidenciales (vicepresidentes), 298 alcaldías, 128 diputados para el Parlamento local y 20 para el Parlamento Centroamericano.

El embajador de Estados Unidos en Tegucigalpa, James Nealon, indicó que él también es observador y que “no hay nada más importante en la vida de un país democrático que el proceso de elecciones” en las que “se escucha la voz del pueblo”.

Subrayó que acompaña el proceso electoral en Honduras y que enviará “un informe a Washington” para informar sobre lo que ha visto “y cómo se ha desarrollado la democracia”.

La embajadora de la Organización de Estados Unidos (OEA), Claudia Barrientos, quien también acompañó las elecciones internas de Honduras, dijo que el ente al que representa recogerá “información, insumos, para las elecciones generales de noviembre”.

Los dirigentes de LIBRE reiteraron que en alianza con el Anticorrupción y el Innovación y Unidad-Social Demócrata, impedirán que Juan Orlando Hernández se reelija en los comicios de noviembre, porque está violentando la ley, dado que la Constitución no permite la reelección bajo ninguna modalidad.

Sin embargo, un fallo de la Corte Suprema de Justicia de 2015, dejó abierta la posibilidad de la reelección.

 

 

Con información de la agencia EFE.

FSR

comentarios
CARGANDO...