Preocupa a México detención de dreamer; podría sentar un precedente

Daniel, dreamer detenido en Seattle. (CNN)

Daniel, dreamer detenido en Seattle. (CNN)

Este miércoles el gobierno mexicano dijo que defenderá a Daniel Ramírez Medina, un inmigrante detenido en Seattle a pesar de tener un permiso de residencia y no tener antecedentes penales.

El joven de 23 años fue detenido por agentes del Servicio de Administración y Aduanas de Estados Unidos, conocido como ICE, quienes lo acusan de pertenecer a una pandilla.

El abogado de Ramírez afirma que su cliente fue forzado a confesar que tenía afiliaciones pandilleras.

Este lunes, se presentó una denuncia en una corte federal alegando que el gobierno federal ha violado sus derechos constitucionales.

“Sabemos que Daniel tenía 23 años, sabemos también, y lo muestra la información de la demanda, que no solamente lo ‘levantaron’ sino que alertó al ICE, les dijo que era beneficiario del programa DACA, que tenía autorización de trabajo y que su autorización de trabajo era para permitirle alivio de la deportación o aún de la aprehensión por parte del ICE”, explicó Kamau Chege, representante de Washington Dream Coalition.

El joven llegó de manera ilegal a Estados Unidos cuando tenía siete años, pero gracias al Programa de Acción Diferida para los llegados en la Infancia, conocido como DACA, obtuvo un permiso para residir y trabajar temporalmente de manera legal en el país.

Actualmente, DACA beneficia a más de 750 mil personas que tenían. Ramírez había renovado su permiso de DACA el 5 mayo de 2016 para permanecer legalmente en Estados Unidos por otros dos años.

Desde la campaña por la presidencia, Donald Trump prometió terminar con las acciones ejecutivas de su predecesor, que incluían el programa de DACA.

La segunda semana de febrero 680 inmigrantes fueron detenidos en varias ciudades estadounidenses para deportarlos a sus países.

El gobierno mexicano no es el único que está defendiendo a Ramírez. El senador demócrata Dick Durbin, quien propuso la ley de los dreamers en 2006, intercedió este miércoles ante las autoridades migratorias para defender al joven.

“Estas personas merecen la oportunidad de tener una forma de legalizar su ciudadanía, de pagar sus impuestos, pagar sus cuotas, pasar por una revisión de antecedentes para asegurar que no son una amenaza para nuestro país y tener permiso para permanecer y seguir en Estados Unidos”, declaró entonces el senador por Illinois, Dick Rubin.

El caso de Ramírez preocupa al gobierno mexicano ya que puede sentar un precedente para que otros beneficiarios de DACA pierdan el permiso.

Con información de Valentín Cataldo.

AGHO

CARGANDO...