Poner aranceles al comercio internacional “sería desastroso”, afirma Ildefonso Guajardo

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, en la mesa de Despierta con Loret. (Twitter, @NTelevisa_com)

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, en la mesa de Despierta con Loret. (Twitter, @NTelevisa_com)

Cualquier intento de introducir cuotas o aranceles al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) sería desastroso, pero no sólo para la región, sino para todo el mundo, afirmó el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

En entrevista para Despierta con Loret, el funcionario mexicano afirmó que el Border Adjustment Tax (BAT), una idea que ha estado manejándose en Washington, “sería el coco no sólo para México, sino para las relaciones comerciales de todo el mundo”.

Dijo que es una “lástima que un grupo de empresarios hayan apoyado este impuesto, que les puede dar una victoria pírrica, pero en el largo plazo los perjudicaría”

Afirmó que, en este momento, “la relación con Estados Unidos es un reto”, y que México tiene “el interés de conducirla de la manera más positiva posible”, incluso si para ello es necesario “tomar decisiones”.

Reconoció que no es posible aventurar cómo serán las negociaciones, porque en Estados Unidos no hay todavía secretario de Comercio, y anticipó que “nada pasará en términos de negociación hasta el verano”.

Guajardo recordó que recién regresa de una gira de trabajo por Canadá, donde dejaron claro que “vamos a negociar juntos, porque es un acuerdo trilateral”.

Sin embargo, dijo, todos los involucrados deben reconocer de qué forma se han beneficiado del TLCAN para que las negociaciones tengan éxito.

Reconoció que no hay manera de que los acuerdos que él alcance en la negociación pasen entre los legisladores mexicanos si hay un retroceso. “Si no regreso a casa con un tratado comercial que pueda ser claramente interpretado como benéfico para México, no hay manera de que el Senado mexicano lo vaya a aprobar”, dijo.

Subrayó que insistir en plantear nuevos aranceles sería desastroso, porque “hay cosas que exportamos al mundo y dependen de insumos que vienen de muchos países, si les pones aranceles, te das un balazo en el pie”.

De cualquier manera, reconoció, “el ojo por ojo entre México y Estados Unidos es el plan B del gobierno mexicano”.

Afirmó que pensar que la negociación del TLC se puede tomar 6 meses es un término real, aunque pidió considerar que se requieren 6 meses más para consultas y aprobación de los acuerdos.

Sobre la visita de los secretarios Rex Tillerson y Jonh Kelly a Los Pinos, dijo que, si se da la reunión con el presidente Enrique Peña Nieto, “se dará, si se da, en el contexto de los acuerdos que se puedan lograr en el transcurso” del día. “Todavía ayer estaban definiendo la agenda.”

“Todo depende de los acuerdos a los que se llegue y si hay cosas importantes y propositivas, o mensajes muy claros que hay que enviar a través de estos emisarios”, añadió.

 

 

tfo

comentarios
CARGANDO...