Politécnicos desarrollan medidor de distancias ultrasónico

Logo del Instituto Politécnico Nacional (IPN)

Logo del Instituto Politécnico Nacional (IPN)

Estudiantes del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 17, “León”, crearon un Medidor de Distancia Ultrasónico, que resulta ser altamente preciso, confiable y se presenta como alternativa a los flexómetros convencionales.

El prototipo denominado Medius está conformado por la plataforma electrónica Arduino, al que se le añadió un sensor ultrasónico y un puntero láser que al ser activado identifica la distancia donde rebotan las ondas de sonido, las capta de regreso, y así realiza la medición en metros, pies y pulgadas.

María de los Ángeles Pérez Bautista, César Augusto Quintana Maldonado, Carlos Alfredo Ríos Gómez y Luis Daniel Vera Ibarra, con la asesoría del profesor Paul Octavio Gómez Castro, desarrollaron el medidor. Le añadieron una pantalla de cristal líquido o LCD que muestra al momento la medición precisa.

Los flexómetros tradicionales están constituidos por una delgada cinta metálica flexible que se enrolla dentro de una pequeña carcasa. Aunque su elasticidad y poco espacio que ocupa lo hace un instrumento de gran utilidad, a veces son manipulados entre dos personas y pueden presentar imprecisiones.

Los estudiantes de la carrera técnica de metrología y control de calidad comentaron que con la cinta métrica los operadores cometen un error común, llamado “paralaje”, es la desviación angular de la posición aparente de un objeto porque se toma desde el punto de vista de una persona que se encuentra a desnivel, error que se evitaría con el Medius.

El prototipo que fue presentado como parte del Proyecto Aula, se alimenta por medio de un cable USB o una batería de nueve voltios, con una duración de dos días con uso constante.

Medius, lo puede utilizar cualquier persona en la vida cotidiana pero en especial es muy útil para quienes se dedican a la plomería, albañilería y electricidad; también por arqueólogos en lugares donde se dificulte el acceso y en diferentes industrias donde se podrían evitar pérdidas económicas por imprecisión dado a que es un instrumento con mínimo margen de error, apenas de .001 centímetros.

El flexómetro tiene un costo de 350 pesos y representa varias ventajas como ser utilizado por un solo operador y evitar errores de medición.

Consideran ya la posibilidad de conectarlo vía bluetooth para que la lectura de la medición se haga por medio de un teléfono celular, en tanto, ya iniciaron los trámites para registrar su marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) y proteger su prototipo.

BLR

comentarios
CARGANDO...