Pesca de atún en México no lastima al delfín, constata En Punto

Buque Manzanillo, pesca, atún, delfín, ecología, medio ambiente

Los tripulantes del buque Manzanillo arriesgan la vida por salvar delfines. (AP, archivo)

La pesca de atún por parte de la flota atunera mexicana no lastima a la especie de acompañamiento más común de este pez: El delfín.

Gildardo García, técnico de pesca del buque Manzanillo, dijo que su intención “es el atún, pero va involucrado el delfín… nosotros con nuestras maniobras ayudamos a protegerlo. Podemos aprovechar el recurso y cuidando el medio ambiente”.

El capitán del buque Manzanillo, Salvador Sánchez, indicó que “se ha metido mucho énfasis en la liberación de los animales que no sean atunes”.

La flota atunera mexicana se integra por 36 embarcaciones de cuatro empresas.

El Manzanillo es uno de los navíos más modernos y con prácticas más avanzadas en la pesca y cuidado de especies de acompañamiento.

En Punto presenció la captura y liberación de dos tortugas golfinas.

Las flotas están entrenadas para “manipular tiburones, rayas, picudos, tortugas” para liberar vivas las especies, explicó Gildardo García.

Las labores de pesca no se hacen sólo por mar; la búsqueda y vigilancia por aire ha hecho más eficiente tanto la pesca, como la protección al delfín.

El piloto del helicóptero del buque Manzanillo, Víctor Mendoza, detalló que dede el aire se observa “cuando la mancha va corriendo. Se ve como si estuviera arrugadito, como una brisita… comienza a brillar en la parte del fondo… entonces es cuando ellos dicen sí es atún, no es atún”.

Cuando son manadas de delfines se ve claramente, porque esa especia siempre está en la superficie.

Las redes tienen un costo de al menos medio millón de dólares; como una de las nuevas medidas de protección al delfín está el paño medina, un tejido más cerrado que permite la salida fácil de los delfines que quedan atrapados en la red.

“La luz de malla es muy chica… cuando yo hago la maniobra de retroceso, que es dar el barco atrás, y amarro al costado la red, que esa parte o sección de la red se hunda y por ahí se liberen y salgan los delfines”, apuntó el técnico de pesca, Gildardo García.

El trabajo de cuidado a las especies de acompañamiento del atún, también involucran a los buzos del navío.

Los tripulantes arriesgan la vida por salvar delfines.

 

Con información de Joaquín Fuentes.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...