Pemex combate a huachicoleros con sistemas de videovigilancia y detección de calor

Triángulo Rojo, Pemex, Combate, Huachicoleros, Videovigilancia, Puebla, Huachicol, Ejército, Radar

Las unidades también cuentan con un radar que sirve para impedir que los huachicoleros embosquen a las unidades del Ejército y de Seguridad Física de Pemex que acuden a la zona durante los operativos. (Noticieros Televisa)

Los huachicoleros que operan en el Triángulo Rojo de Puebla aprovechan la oscuridad de la noche para cavar e instalar tomas clandestinas en la zona de ductos de Pemex.

Para combatirlas, Pemex despliega vehículos blindados en zonas estratégicas del Triángulo Rojo. Estos vehículos están equipados con un sistema infrarrojo de videovigilancia.

“Es un vehículo unimog, que cuenta con un sistema llamado ‘stalker’, este sistema es utilizado para la vigilancia a grandes distancias sobre los poliductos o los objetivos que nos pongan”, explicó el vigilante de Seguridad Física de Pemex.

Los “stalkers”, como le llaman a los elementos de Seguridad Física de Pemex que operan estas unidades, estacionan los vehículos camuflados en puntos de alta incidencia de robo de combustible para vigilar cada movimiento en la zona de ductos.

“La cámara tiene un alcance de 24 kilómetros, podemos detectar a todos los objetivos en movimiento que generen calor, hay una cámara nocturna, todo lo que genere calor, nosotros lo vamos a observar”, agregó el vigilante de Seguridad Física de Pemex.

Con estas cámaras también monitorean la distribución y el trasiego de combustible robado. En lo que va del año, han captado y reportado a decenas de huachicoleros que esperan su turno para abastecerse de hidrocarburo.

“Se trata de vigilancia con un sistema de cámaras de alto alcance en los puntos de incidencia de robo de combustible”, precisó.

En un video de uno de los “stalkers”, que también cuenta con un radar, se observa a por lo menos 15 vehículos avanzar en fila para llenar los contenedores con combustible robado.

“Este tipo de unidades nos permite detectar a personas, vehículos, vehículos pesados y aeronaves que vuelan a baja distancia, yo detecto algo y le aviso a mi compañero de la cámara, el radar nos da coordenadas, yo le marco el punto y él enfoca la cámara para ver si se está cometiendo algún ilícito”, detalló el vigilante.

El radar también sirve para impedir que los huachicoleros embosquen a las unidades del Ejército y de Seguridad Física de Pemex que acuden a la zona durante los operativos.

“Tiene una capacidad de 24 kilómetros, nos permite la vigilancia del ducto y la seguridad perimetral y también nos permite darle seguridad al personal de tropa y de tierra que se acerca a los puntos”, indicó.

Las imágenes captadas por los “stalkers” son trasmitidas en tiempo real a la base de operaciones de Pemex y el Ejército, desde donde se emprenden los operativos para detener a los huachicoleros.

Con información de Marco Antonio Coronel

LHE

comentarios
CARGANDO...