#Trump

Paul Ryan contradice a Donald Trump sobre fraude electoral

Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, anunció a la prensa en el Capitolio de Washington que invitó Donald Trump a una Sesión Conjunta del Congreso el 28 de febrero (AP)

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, reiteró que no hay “evidencia alguna” de fraude electoral durante las elecciones de 2016, después de que el presidente del país, Donald Trump, reiterara que varios millones de indocumentados votaron por Hillary Clinton.

Las declaraciones del dirigente republicano se producen un día después de que Trump afirmara ante Ryan y otros líderes del Congreso en una reunión en la Casa Blanca que perdió el voto popular sólo porque entre 3 y 5 millones de “ilegales” votaron por la aspirante demócrata.

“No he visto ninguna evidencia en ese sentido. Lo he dicho muy, muy claro”, dijo Ryan hoy ante los periodistas, reiterando su posición sobre las alegaciones de Trump respecto al fraude electoral.

Trump se hizo con la victoria electoral en noviembre pasado frente a Clinton por el sistema de colegio electoral, con 304 votos electorales a su favor por 227 de Clinton, pero la exsecretaria de Estado logró casi 3 millones de votos más que Trump en todo el país.

Además de ganar el Colegio Electoral por mucho, gané el voto popular si restan los millones de personas que votaron ilegalmente”, afirmó entonces el magnate en su cuenta de Twitter.

Pese a que las comisiones electorales y otros funcionarios han reiterado que eso no es cierto, el multimillonario sigue sembrando dudas sobre el proceso electoral.

El senador republicano y exaspirante presidencial Lindsey Graham le ha llegado a rogar que deje de insistir en el fraude electoral.

“Le suplico al presidente, comparta con nosotros la información que tiene sobre esto o por favor deje de decirlo”, indicó el senador.

De hecho, me gustaría que hiciera más que dejar de decirlo, me gustaría que dijera: ‘Después de analizarlo, estoy seguro de que las elecciones fueron justas y precisas y que las personas que votaron votaron legalmente'”, agregó Graham, que advirtió de que, si el magnate no rectifica, su cerrazón va “a socavar su capacidad para gobernar el país”.

Frente a esas posiciones, otros miembros del Partido Republicano como el polémico legislador Steve King y el senador Ted Cruz respaldaron las alegaciones de Trump sobre el fraude electoral.

“Creo que el fraude electoral es un serio problema y los medios de comunicación lo ignoran de manera diaria”, dijo Cruz a la salida de un comité del Senado y en declaraciones a la prensa.

Cruz, que compitió con Trump por la nominación presidencial republicana, acusó al Gobierno de Barack Obama de alentar el fraude electoral en una acción “corrupta” y “partidista” al “perseguir” a las autoridades locales.

Bajo el mando de Obama, el Departamento de Justicia trató de asegurarse de que todas las personas con derecho a voto podían ejercer ese derecho en las elecciones presidenciales y legislativas del 8 de noviembre.

Para poder ejercer su derecho al voto, los habitantes de varios estados, como Carolina del Norte y Virginia, tuvieron que mostrar un carné con fotografía, pese a que en el país no hay un documento nacional de identidad y los ciudadanos no están obligados a disponer de esa identificación.

Esos estados aprobaron leyes para exigir un carné después de que en 2013 el Tribunal Supremo invalidara una sección de la Ley del Derecho al Voto que obligaba a los estados de “tradición conservadora” a recibir permiso del Gobierno antes de llevar a cabo modificaciones electorales.

HVI

CARGANDO...