Papa Francisco pide a las iglesias que alivien la emergencia en Italia

El papa Francisco saluda a los fieles durante la tradicional oración del Ángelus del domingo en la Plaza de San Pedro, en la Ciudad del Vaticano. (AP)

El papa Francisco llamó a las iglesias locales a “desvivirse en aliviar los sufrimientos y las dificultades” de la población del centro de Italia, afectada en los últimos tiempos por intensas nevadas y terremotos.

“Permanezco próximo con la oración y con afecto a las familias que han perdido a sus seres queridos”, dijo tras el rezo del Ángelus, ante cientos de fieles que le escuchaban desde la plaza de San Pedro.

El pontífice animó “a todos los que están comprometidos con gran generosidad en las operaciones de socorro y asistencia” y pidió a las iglesias locales que “se desvivan en aliviar los sufrimientos y las dificultades”.

Francisco agradeció “la ayuda concreta” a quienes prestan ayuda a los afectados por los terremotos y las nevadas e invitó a los fieles que le escuchaban a rezar junto a él un Ave María por las víctimas.

El centro de Italia ha sido sacudido desde el pasado agosto por los terremotos, algunos tan devastadores como el que destrozó el municipio de Amatrice, saldándose con la muerte de casi trescientas personas.

En la última semana el área montañosa entre las regiones de Abruzos, Las Marcas y el Lacio ha registrado intensas nevadas que han aislado a una veintena de municipios, con cortes de suministro eléctrico, sin calefacción y agua corriente.

Simultáneamente el miércoles pasado sufrió una serie de terremotos, cuatro de ellos de magnitud superior a 5 en la escala Richter, que tras las nevadas ha elevado el riesgo de avalanchas, como la que sepultó el hotel Rigopiano de Farindola con 30 personas dentro.

Los equipos de rescate en torno al hotel han recuperado por el momento el cadáver de cinco personas y, tras salvar a otras nueve, continúan sin descanso y en condiciones extremas con las labores de búsqueda de la veintena de desaparecidos.

A los fallecidos en el hotel, Protección Civil añade otras cinco víctimas mortales tras los derrumbes provocados por los seísmos y las nevadas, localizados en las localidades de Crognoleto, Campotosto, Castel Castagna y Rocca Santa Maria, en los Abruzos.

comentarios
CARGANDO...