Papa Francisco condena los ataques en Nigeria y República Centroafricana

Papa Francisco condena los ataques en Nigeria y República Centroafricana

El papa Francisco llega para su audiencia general semanal en el Vaticano. (AP)

El papa Francisco condenó los ataques violentos perpetrados recientemente en Nigeria y República Centroafricana y pidió el cese de “todas las formas de odio y de violencia”, y de los crímenes “vergonzosos, cometidos en lugares de culto”.

“Espero que cesen todas las formas de odio y de violencia y no se repitan crímenes tan vergonzosos, cometidos en lugares de culto donde los fieles se reúnen para rezar”, dijo Jorge Bergoglio durante la audiencia general de este miércoles que presidió en el Aula Pablo VI del Vaticano.

El ataque en Nigeria se produjo el domingo cuando un grupo de hombres armados accedió a la iglesia de Ozubulu, en el sureste del país, y abrió fuego contra el centenar de fieles que asistían a una misa, de los que once murieron y dieciocho resultaron heridos.

Por su parte, el obispo de la ciudad de Bangassou (sudeste de la República Centroafricana), Juan José Aguirre Muñoz, denunció la pasada noche en un mensaje enviado a su hermano que un grupo de hombres armados atacaron una misión católica situada a 75 kilómetros de Bangassou y asesinaron a unas cincuenta personas, informa Radio Vaticano.

“No escuchan a nadie, solo quieren pelear. Se sientan delante de la catedral y no dejan entrar a nadie. Hace tres domingos que no conseguimos abrirla”, relató.

Previamente, el papa ofreció una homilía en la que rechazó a los “católicos que se creen perfectos y desprecian a los demás” y defendió la misericordia y el perdón como valores fundamentales de una Iglesia católica “formada por pecadores”.

Subrayó que el perdón es el motor de la esperanza y opinó que es necesario perdonar también a quien tiene “una vida equivocada porque no encuentra a nadie disponible para mirarlo o mirarla de un modo diferente”.

Finalmente, terminó la audiencia con los saludos a los fieles y citó en especial a los “españoles, panameños, mexicanos, chilenos, colombianos” que habían asistido y que ondeaban sus banderas. “Cuánto latinoamericano hay hoy”, concluyó sonriendo.

RAMG

 

CARGANDO...