Paletas y caramelos, la nueva modalidad de venta de cohetes

CIUDAD DE MÉXICO, México, sep. 14, 2016.- Dos cohetones destruyeron una sandía en un segundo; con una demostración así, las autoridades de la Ciudad de México buscan desalentar la compra de cohetes y explosivos.

La estrategia de quienes trafican los artefactos con pirotecnia es esconderlos en envolturas de dulces y, a su vez, ocultarlos en comida para perro.

Álvaro Sánchez Valdés, director general de la Policía Metropolitana, dijo que vender así los cohetes es una nueva modalidad más atractiva para los niños, “igual con las croquetas de perros y uno puede pensar que es alimento para animales y en su interior llevan artificios pirotécnicos”.

Dentro de una aparente paleta de malvavisco con chocolate está escondido un aparato pirotécnico capaz de lesionar a un niño en tan solo en unos segundos.

Lo mismo ocurre con una supuesta paleta de caramelo, en su interior hay una pelota de plástico con otro artefacto de pirotecnia…

Un puñado de pequeños cohetes cuesta 30 pesos y puede estallar dentro de una mochila por calor o la fricción al correr.

Raúl Esquivel, director general de Bomberos de la Ciudad de México advirtió que una explosión de esta naturaleza puede causar “lesiones graves, quemaduras graves, inclusive puede perder un miembro, inclusive hasta la vida… un cohete, una paloma, puede prender una casa un departamento, inclusive una empresa, una bodega”.

Los efectos son desbastadores, imagínense lo que puede pasar con una persona.

RMT

comentarios
CARGANDO...