Otorgan amparo a Daniel Aguilar Treviño, asesino material de José Francisco Ruiz Massieu

El presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza conmemora el XXII aniversario luctuoso de José Francisco Ruiz Massieu. (PRI, Archivo)

El presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza conmemora el XXII aniversario luctuoso de José Francisco Ruiz Massieu. (PRI, Archivo)

El Tercer Tribunal Colegiado en materia Penal concedió un amparo a Daniel Aguilar Treviño, autor material del homicidio de José Francisco Ruiz Massieu, exsecretario general del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El amparo es para que Daniel Aguilar Treviño tenga un abogado distinto que lo represente, ya que, durante una parte del proceso, contaba con el mismo defensor de oficio que los otros dos acusados de ese crimen.

Además, se ordenó una investigación por presuntos actos de tortura contra Aguilar Treviño.

El 28 de septiembre de 1994, José Francisco Ruiz Massieu fue asesinado por Daniel Aguilar Treviño al salir de una reunión del hotel Casa Blanca, que se localiza en la calle de Lafragua.

El asesinó corrió, pero fue detenido por un policía.

Las autoridades detuvieron a sus cómplices: Carlos Ángel Cantú Narváez y Fernando Rodríguez González, exsecretario técnico de la Comisión de Recursos Hidráulicos de la Cámara de Diputados y vinculado con el diputado federal Manuel Muñoz Rocha, desaparecido desde entonces.

Daniel Aguilar Treviño y Carlos Ángel Cantú Narváez fueron sentenciados a 50 años de prisión. Fernando Rodríguez González a 37 años.

Sentencias que fueron confirmadas en una segunda instancia, en diciembre de 1996.

Sin embargo, en enero de 2016, la defensa de Daniel Aguilar Treviño interpuso un amparo contra la sentencia de 50 años de prisión.

Al ser revisado el amparo, el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Penal determinó que, tanto Daniel Aguilar Treviño como Carlos Ángel Cantú Narváez y Fernando Rodríguez González fueron representados por una misma defensora de oficio, lo que representaba un conflicto de interés.

En la resolución de amparo se lee:

“En segunda instancia fueron asistidos por un mismo defensor, y en sus sendas declaraciones se hicieron amputaciones entre sí, ello pone de manifiesto que es en esta etapa procesal donde jurídicamente se actualizó una violación al derecho fundamental de defensa adecuada”.

Por lo tanto, el Tribunal Colegiado ordenó: “Amerita la reposición del procedimiento en segunda instancia, a fin de que se designe un defensor público federal diverso al de su coacusado”.

Por otra parte, el Tribunal Colegiado también analizó la queja de Daniel Aguilar Treviño sobre presunta tortura por parte de elementos de la entonces Policía Judicial Federal para declararse culpable.

Se lee: “Fui torturado, física y moralmente y de esto constan en el expediente una serie de documentos médicos que lo demuestran, así como las deformidades de mi cuerpo que a causa de dicho trato quedaron permanentes en mí”.

Por lo que el Tribunal Colegiado ordenó que se diera vista al ministerio público federal y a la Procuraduría de justicia de la Ciudad de México para investigar éstos hechos y, de comprobarse, castigar a los responsables.

Con información de Mario Torres

KAH

CARGANDO...