OIT pide proteger a los niños del trabajo infantil en conflictos y catástrofes

Muchos ninos trabajan en zonas de conflictos

Una proporción importante de los 168 millones de niños víctimas del trabajo infantil viven en zonas afectadas por conflictos y catástrofes. (AP, Archivo)

El director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, pidió este lunes proteger a los niños del trabajo infantil en conflictos y catástrofes, que es cuando se hallan especialmente vulnerables, sobre todo los niños refugiados y migrantes y aquellos que se quedan atrás.

“Hoy conviene destacar las dificultades que atraviesan los niños en situación de conflicto o catástrofes, quienes son especialmente vulnerables al trabajo infantil”, recalcó Ryder en un comunicado con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil este lunes.

En el mundo más de 1,5 billones de personas viven en países afectados por conflictos, violencia o que se encuentran en situación de fragilidad, y al mismo tiempo cada año alrededor de 200 millones de personas se ven afectadas por catástrofes naturales, un tercio de los cuales son niños, según datos de la OIT.

Una “proporción importante” de los 168 millones de niños víctimas del trabajo infantil viven en zonas afectadas por conflictos y catástrofes, según la misma fuente.

“En épocas de conflicto o catástrofe, con frecuencia se destruyen hogares, escuelas y medios de subsistencia y los sistemas de protección familiar y social se quiebran con facilidad, lo que entraña un aumento de los riesgos vinculados al trabajo infantil y al tráfico de personas”, dijo Ryder.

Entre los más vulnerables figuran los niños refugiados y migrantes, especialmente, aquellos en tránsito que se han visto separados de sus familias, explicó.

“Ante la mayor crisis de refugiados en décadas, es esencial compartir responsabilidades y solidaridad con objeto de proteger a todos los niños del mundo, proporcionarles una educación, reavivar sus esperanzas y brindarles la posibilidad de lograr un futuro mejor”, sostuvo.

Lo mismo ocurre con los que permanecen o se quedan atrás mientras luchan por sobrevivir, por ejemplo, dedicándose a la minería, recogiendo desechos de metales y minerales en zonas devastadas por la guerra, retirando escombros o trabajando en las calles.

Algunos acaban ejerciendo de combatientes en guerras de adultos, siendo objeto de uso y abuso como espías, ayudantes y porteadores, y cayendo a menudo víctimas de explotación y abuso sexual.

“No podemos dar la espalda a esta cruda realidad. Todos los niños tienen derecho a gozar de protección contra el trabajo infantil. Sin embargo, a escala mundial, el trabajo infantil sigue cobrándose 168 millones de víctimas, de las cuales 85 millones realizan trabajos peligrosos”, recalcó el responsable de la OIT.

En virtud de la Meta 8.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), todos los países se han comprometido a eliminar todas las formas de trabajo infantil para 2025.

El Convenio sobre la edad mínima y el Convenio sobre las peores formas de trabajo infantil han sido ratificados por 169 y 180 Estados miembros de la OIT, y la ratificación de la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño “es prácticamente universal”.

El hecho de que la India se disponga a depositar los instrumentos de ratificación de estos Convenios ante la OIT “constituye un nuevo hito”, explicó la organización.

 

KAH

comentarios
CARGANDO...