Obama descubrió que las diferencias raciales siguen vigentes

Barack Obama en su último discurso (AP)

Barack Obama en su último discurso como presidente de Estados Unidos. (AP)

 

En su discurso de despedida, Barack Obama estaba sensible, emocional. “Se dio cuenta de que muchas de las cosas que alcanzó en su administración se van a echar para atrás. Logró que 20 millones de estadounidenses tuvieran seguridad social. Y ahora sabe que se lo van a echar abajo, por ejemplo”, afirmó el internacionalista Rafael Fernández de Castro.

En entrevista para Despierta con Loret, Fernández de Castro afirmó que el discurso final de Obama dejó claro que hasta el presidente saliente de Estados Unidos se dio cuenta de que “no existe una nación post-racial, que siguen vigentes las diferencias”.

Destacó que los Obama entraron a la Casa Blanca con gran dignidad, sin responder a las agresiones que los rodearon y, en contraste, el presidente electo Donald Trump ha estado rodeado de escándalos. “Es terrible el escándalo de Donald Trump, mientras Obama ha sido efectivo en darle credibilidad al gobierno de la nación más poderosa del mundo.”

El internacionalista recordó que “a 10 días de jurar la Constitución de Estados Unidos, Donald Trump tiene 37% de aprobación y 55% de desaprobación, exactamente lo opuesto de Barack Obama”.

Asu salida, consideró Rafael Fernández de Castro, Barack Obama debe arrepentirse de no haber actuado con más contundencia cuando supieron que la inteligencia rusa estaba interviniendo en la elección. “Calculó que de cualquier manera ganaría Hillary Clinton, y Vladimir Putin le vio la cara a los estadounidenses. No se quiso entrometer, para respetar lo más sagrado de Estados Unidos: la democracia.”

Finalmente, Fernández de Castro reconoció que la incertidumbre que se cierne con la presidencia de Donal Trump “es terrible, pero por ese presidente votaron los estadounidenses”.

 

 

 

 

tfo

CARGANDO...