Nueva York rechaza sumar a su policía a labores migratorias

Bill de Blasio, alcalde de Nueva York.

Bill de Blasio, alcalde de Nueva York. (Getty Images)

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, reiteró que la Policía de la ciudad no realizará labores de migración, derivadas de los nuevos lineamientos sobre el tema difundidos este martes por el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En un comunicado, el alcalde informó que la Policía de la ciudad trabajará con las autoridades federales de migración para detectar y apoyar en la deportación de personas que constituyen una “probada amenaza para la seguridad pública, o sobre las que pendan condenas sobre delitos serios.

“Lo que no vamos a hacer es convertir a nuestros oficiales de policía de Nueva York en agentes de inmigración, ni a nuestras cárceles en celdas de detención para una política de deportación que sólo socavará la inclusión que ha ayudado a hacer de Nueva York la ciudad más segura del país, dijo.

De Blasio denunció además que los lineamientos difundidos este martes por el gobierno federal representan un “cambio dramático respecto de las políticas anteriores, y evidencian el interés del gobierno por separar familias de manera innecesaria y de sembrar el miedo entre migrantes.

Los nuevos lineamientos establecen que las autoridades de migración deben deportar prácticamente a todos los individuos indocumentados en Estados Unidos, y no sólo a quienes tengan antecedentes penales, lo que afectaría a más de 10 millones de personas.

En ese sentido, De Blasio consideró que la decisión de deportar a personas sin condenas por crímenes graves, incluidos menores de edad que arribaron a Estados Unidos sin compañía, revela las prioridades del gobierno de Trump.

Al manifestar su interés en deportar a personas que no representan “una amenaza para la seguridad de nuestros vecindarios, el presidente ha escogido la política de la división por encima de la seguridad de nuestra nación, aseguró.

El alcalde hizo eco de la preocupación de varios comisionados de policía de todo Estados Unidos que manifiestan que las deportaciones generalizadas tienden a aumentar el crimen en ciudades debido a que los inmigrantes indocumentados dejan de reportar delitos.

Asimismo, los inmigrantes ahora serán menos proclives a integrarse al tejido social de la ciudad y de sus vecindarios, lo que afectará la seguridad y la prosperidad de Nueva York, precisó De Blasio.
“Las familias separadas sólo aumentarán la marginación de las comunidades ya vulnerables desde el punto de vista económico y cultural, lamentó De Blasio.

Por su parte, el organismo a favor de los migrantes “Se Hace Camino Nueva York” afirmó que los nuevos lineamientos migratorios revelan que el secretario de Seguridad Interior, John Kelly, será un “ávido aliado de Trump contra las comunidades migrantes en Estados Unidos.

La implementación de estos lineamientos “pondrán en peligro la seguridad de todos, reduciendo la confianza en la aplicación de la ley local, y convirtiendo a los oficiales locales en agentes de inmigración, consideró Javier Valdés, codirector ejecutivo de este organismo.

Valdés deploró de manera especial la disposición para castigar a los padres que intenten reunir a sus familias, y sostuvo que los migrante en Estados Unidos “estamos aquí para quedarnos.

FJMM

comentarios
CARGANDO...