Norberto Rivera pide atender el verdadero significado del Viernes Santo

Cardenal Norberto Rivera Carrera. (Twitter: @IrvingPineda)

Cardenal Norberto Rivera Carrera. (Twitter: @IrvingPineda)

Viernes Santo en la Catedral metropolitana de la Ciudad de México.

Poco después de las 10 de la mañana el toque de órgano monumental anunciaba el inicio del viacrucis.

El padre Julián López Amozurrutia, teólogo de la Catedral, presidió este momento de reflexión junto con un grupo de 4 actores representando el papel de Adán, Ana, San Juan Evangelista y la Verónica.

A lo largo de las dos naves laterales del interior de la Catedral, se realizó la representación simbólica de las 14 estaciones, entre ellas, las tres caídas de Jesús antes de llegar a la cruz.

El altar principal se convirtió, por momentos, en el camino al monte Gólgota. Lugar donde fue crucificado.

Ese año, la representación tuvo como característica principal la adaptación al estilo virreinal y la combinación entre la música del coro y el diálogo con los personajes.

Posteriormente fieles de todas las edades y nacionalidades presenciaron el sermón de las siete palabras, también presidido por el padre Julián, en el cual se resaltó la entrega y el perdón de Jesús en la cruz.

A las tres de la tarde, el cardenal Norberto Rivera durante la homilía pidió a los fieles atender el verdadero significado del Viernes Santo y la crucifixión de Jesús.

“Los sentimientos deben invadirnos este día deben ser de agradecimiento, de admiración, de alegría. Cristo nos amó hasta el extremo. Esta es la verdadera adoración espiritual de la cruz. La violencia que siempre trae más violencia ha sido vencida por el perdón de la cruz. Que hoy brille en nuestra vida el amor misericordioso que Dios nos ha tenido”, dijo el cardenal Norberto Rivera.

El cardenal Rivera concluyó con la adoración de la cruz.

 

 

Con información de Farah Reachi.

LLH

CARGANDO...