Nicolás Alvarado se disculpa por inoportuno texto sobre Juan Gabriel

CIUDAD DE MÉXICO, México, sep. 06, 2016.- Nicolás Alvarado, ex director de TV UNAM, ofreció una disculpa en Chapultepec 18, conducido por Joaquín López-Dóriga, tras el escándalo que se desató por el artículo que publicó en el periódico Milenio por la muerte de Juan Gabriel.

“Me disculpo por haber publicado ese texto en ese momento, en esa oportunidad, fui insensible, fue cruel, fue naco, porque todos somos potencialmente clasistas y de eso se trata el texto, de descubrir mi clasismo, lamentarlo y exhibirlo”, dijo Nicolás Alvarado.

Explicó que su renuncia a la UNAM fue porque no creyó que se tenía que ser funcionario público las 24 horas, 365 días del año; “no me asumo funcionario público cuando estoy escribiendo”, enfatizó. “Llevo 27 años escribiendo textos cargados de ironía”, subrayó.

Señaló que utilizó los adjetivos “naco” y “joto” “para categorizar antropológicamente a Juan Gabriel como fenómeno cultural”.

“Yo quería poder expresarme como debí expresarme, quería no ser prudente, quería ser libre como escritor y por eso ya no soy funcionario público, por eso lo decidí”, aseguró.

Es “un acto que huele mucho a censura”, consideró.

Quiso destacar que “la importancia de Juan Gabriel -y lo digo en el texto- es equiparable a la de la Virgen de Guadalupe o a la de Octavio Paz”.

Afirmó que se sostiene en lo publicado y que “la oportunidad del texto fue muy mala, el país se dolía por Juan Gabriel, hirió muchas sensibilidades”.

Agregó que él ha sido víctima de discriminación, “se me ha condenado por haber trabajado en esta empresa y por haber estudiado en una universidad privada. La discriminación es algo que ejercemos todos, todo el tiempo”.

Tras la inoportuna publicación, Alvarado renunció a la dirección de TV UNAM y la Universidad Nacional Autónoma de México refrendó, en un comunicado, “su compromiso con el esfuerzo y el talento de los miembros de su comunidad, así como con valores universitarios como la tolerancia, y el respeto a la pluralidad y a la diversidad”.

“El problemaa fue de inoportunidad de tiempo, no de contenido”, concluyó Joaquín López-Dóriga.

RMT

comentarios
CARGANDO...