Neuroprótesis logra que un tetrapléjico use su brazo y mano nuevamente

La revista médica The Lancet reveló el hallazgo del estudio.

La revista médica The Lancet reveló el hallazgo del estudio. (Twitter/@TheLancet)

La ciencia logró dar un paso más contra lo que parecía imposible: la parálisis.

Él es Bill Kochevar, un estadounidense de 56 años que quedó tetrapléjico hace 10, es decir con parálisis de brazos y piernas. Fue un accidente en bicicleta lo que le causó la lesión.

Sin embargo, un estudio experimental ha logrado devolverle la movilidad en su brazo derecho.

“Fue increíble porque pensé en mover mi brazo y lo hice”, dijo Bill Kochevar.

Una neuroprótesis es la que logra anular los efectos de la lesión de la columna vertebral.

Con hilos, electrodos y programas informáticos reconecta el cerebro del paciente con los músculos de su brazo derecho.

Robert F. Kirsch, profesor de ingeniería biomédica explicó que, “por primera vez, hemos implantado electrodos de grabación cerebral en una persona y un sistema de estimulación eléctrica funcional ha sido implantado también.”

Para que la neuroprótesis funcione, Bill requiere de dos dispositivos sobre la cabeza y 192 microelectrodos que le fueron implantados quirúrgicamente en el cerebro.

Estos registran las señales que su materia gris envía cuando quiere mover el brazo o la mano.

Sus músculos reciben instrucciones mediante 36 electrodos implantados en su brazo y antebrazo.

Es así como Bill ha logrado utilizar el brazo para beber un café, rascarse la nariz o comer un puré de papas.

“Me como un pretzel, bebo agua y si realmente tengo un buen día un poco de puré de papas.”, relató Bill.

Investigaciones anteriores ya se basaban en elementos similares de neuroprótesis, pero ninguno había llegado a ese nivel con una lesión de esa gravedad.

Aunque este tratamiento aún no se encuentra listo para ser utilizado fuera del laboratorio, permite darnos una idea del futuro de las neuroprótesis y como esto podría superar por completo la barrera de la parálisis.

Los investigadores estiman que será cuestión de entre 20 y 30 años para perfeccionar esta tecnología y que pueda llegar a hospitales y al público en general.

Con información de Heatzi Valdez.

FJMM

comentarios
CARGANDO...