Políticos y especialistas hablan sobre la Ley de Seguridad Interior en ‘Si me dicen no vengo’

Políticos y especialistas hablan sobre la Ley de Seguridad Interior en ‘Si me dicen no vengo'

Roberto Gil Zuarth, Martha Tamayo y Alfonso Navarrete en 'Si me dicen no vengo'. (Twitter: @navarreteprida)

Políticos y especialistas hablaron sobre la polémica Ley de Seguridad Interior en el programa “Si me dicen no vengo”, conducido por Joaquín López-Dóriga, por FOROtv.

El pasado 21 de diciembre, el presidente de la Republica, Enrique Peña Nieto, promulgo la Ley de Seguridad Interior, después de un largo e intenso proceso legislativo.

Ante las protestas e inconformidades, el presidente anunció que la Ley de Seguridad Interior sería revisada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y en ella se decidiría si se apega a la Constitución.

Pedro Salazar, director del Instituto de Investigación Jurídicas de la UNAM, fue el primero en fijar su postura sobre la Ley de Seguridad Interior.

El doctor Salazar aseguró que en los términos en los que está redactada la ley presenta múltiples problemas y entra en contradicción con compromisos que ha adquirido el Estado mexicano en el ámbito internacional.

“Los términos de esta legislación no son los adecuados para dotar a las Fuerzas Armadas de una base jurídica que les otorgue certeza para realizar sus tareas”, puntualizó Salazar.

Alfonso Navarrete Prida, secretario de Gobernación, calificó la Ley de Seguridad Interior como un ejercicio republicano donde los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, se conjugan con la opinión de los actores sociales.

“Hasta dónde hemos recurrido a las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, hasta dónde tenemos Policías civiles formadas y hasta dónde esta situación es legal”, cuestionó Navarrete Prida.

Jorge Triana, diputado federal del PAN, describió que cuando hay un operativo de las fuerzas federales con Policías Municipales y Estatales se incrementa un seis por ciento las denuncias por homicidios y por ejecuciones extrajudiciales. Y cuando intervienen las Fuerzas Armadas se incrementa hasta un nueve o 10 por ciento.

El diputado panista afirmó que la Ley de Seguridad Interior solo normalizará la violencia de las Fuerzas Armadas.

Martha Tamayo, diputada federal del PRI, recordó al diputado Triana que ningún miembro del PAN criticó al expresidente, Felipe Calderón, cuando decidió sacar al Ejército a las calles para combatir el incremento de la violencia en México.

Luis Sánchez Jiménez, coordinador del grupo parlamentario del PRD en el Senado, dijo que la Ley de Seguridad Interior es opaca y no permite conocer las motivaciones y las consecuencias de una acción de las Fuerzas Armadas.

Con datos de organizaciones internacionales, el senador perredista aseguró que “esta ley no es posible llevarla a la práctica por la violación de derechos humanos”.

Roberto Gil Zuarth, senador del PAN, defendió la Ley de Seguridad Interior al certificar que el Ejército mexicano realiza un conjunto de actividades en auxilio y colaboración de autoridades civiles.

Jorge Triana, diputado federal del PAN, aseveró que el término “seguridad interior” no existe.

Citando a la oficina del alto comisionado en materia de Derechos Humanos en Naciones Unidas, Triana definió “seguridad interior” como una característica de un régimen autoritario, un régimen que tiene una tentación de poner una dictadura en el país.

El titular de Gobernación afirmó que el término “seguridad interior” sí existe en la Constitución mexicana.

“Ley de Seguridad Interior no es discrecional”, dijo Martha Tamayo y aseguró que la ley tiene como propósito emitir una declaratoria y se regule un acto de las Fuerzas Armadas.

El senador perredista, Luis Sánchez Jiménez, insistió que la ley viola los derechos humanos y busca esconder las acciones del Ejército.

Ante los argumentos sobre si es viable la Ley de Seguridad Interior, Pedro Salazar, director del Instituto de Investigación Jurídicas de la UNAM, recordó que México enfrenta un problema de seguridad y un fenómeno de crimen organizado.

Pidió fortalecer las instituciones para sean capaces de enfrentar la creciente violencia, olvidar la estrategia militar que ha costado miles de vidas humanas, además de consolidar policías profesionales y bien pagados, y Procuradurías capaces de realizar investigaciones.

Para finalizar, Joaquín López-Dóriga cuestionó al senador, Gil Zuarth, por qué pidió licencia, a lo que el panista respondió que se retira de la política y si Margarita Zavala, precandidata independiente a la Presidencia, le pide ayuda en su campaña, lo haría.

 

Con información de Si me dicen no vengo.

 

FJMM/RMT

CARGANDO...