#Decisión2018

María de Jesús Patricio habla de su trabajo para contender por la Presidencia

María de Jesús Patricio Martínez Marichuy en el estudio de Despierta con Loret

María de Jesús Patricio Martínez 'Marichuy' en el estudio de Despierta con Loret (Noticieros Televisa)

María de Jesús Patricio Martínez, “Marichuy”, aspirante a contender por la Presidencia de la República, ha recolectado 81 mil firmas para cumplir con los requisitos del Instituto Nacional Electoral (INE) y reconoció que “falta mucho trabajo, pero la tirada es juntarlas, ése es el propósito”. En entrevista para Despierta con Loret, “Marichuy” señaló que “la aplicación es deficiente, lenta, a veces tarda hasta 6 horas en mandar las firmas, influyen los tiempos, lo separadas que están las comunidades, que a veces no hay señal y tenemos que esperarnos a ir a donde hay señal”.

Dijo, sin embargo, que seguirán trabajando, “vamos a echarle los kilos y, si no las juntamos, como dijimos al principio, la propuesta es organizativa, de que tienen que organizarse desde abajo ante todos los despojos que está habiendo, escuchar todas las propuestas”.

Aseguró que no participa en la contienda “con el fin de llegar, nuestra propuesta es diferente y, como es colectiva, tendríamos que consensar para declinar por alguien”. Explicó que “es un proceso que se lleva por más de 20 años; los pueblos indígenas hemos caminado en un espacio que nos ha llevado a conocernos”.

Afirmó que “juntos analizamos que la situación está peor en las comunidades y creemos, como es un espacio donde están pueblos indígenas a nivel nacional, que todos son igual que los demás y se toman las decisiones por consenso. Vimos que era necesario participar, sobre todo porque hay abandono y olvido”.

En la mesa de Despierta señaló que una de las propuestas es “visibilizar los problemas que hacen que nuestros pueblos desaparezcan poco a poco”, y detalló que son “despojo territorial, contaminación de las aguas, tala inmoderada, hemos visto que van de la mano la iniciativa privada y el Gobierno, por los permisos que se otorgan, que vienen sin el consenso de las comunidades”.

Abundó que se trata de megaproyectos “que se aprueban sin consultar y dejan destrucción de las comunidades”.

María de Jesús Patricio hizo un deslinde: “No me considero candidata zapatista, soy la vocera de los pueblos indígenas y los pueblos de Chiapas son parte del Consejo Nacional Indígena, allí se discutió la propuesta, se preguntó a las comunidades y ellas avalan que yo sea vocero”.

Por otro lado, rechazó que la propuesta esté diseñada para quitarle votos a Andrés Manuel López Obrador, “porque la propuesta fue visibilizar los problemas indígenas; que los pueblos se mueren porque hay proyectos que acaban con nuestro territorio. También es propuesta organizativa, porque no va a haber cambio si no se organiza desde abajo, juntos; consideramos que es necesario agruparnos, crear algo nuevo desde abajo”.

Insistió en que no puede decidir sola si declina en favor de alguien en caso de no reunir las firmas necesarias para registrar su candidatura, ni tampoco puede pensar en sumarse al proyecto de alguien, porque “como es algo colectivo, tendríamos que preguntar, pero como nuestra propuesta es contraria a querer ocupar un puesto, yo pienso que no tendría mucho caso, pero tendríamos que preguntar”.

Sin embargo, reflexionó, “un candidato ya tiene su agenda; él pediría que nos sumáramos, pero no creo que estaría de acuerdo en sumarse a nuestro proyecto, porque ésa no es su tirada. Más que aliarnos con un candidato, nuestra alianza sería abajo, con trabajadores, con la sociedad”.

Reconoció que la “recolección de firmas va lento, porque tenemos que respetar la forma como las comunidades se organizan, es lento, pero le estamos echando ganas”. (Con información de Despierta con Loret)

MLV/tfo

CARGANDO...