#Decisión2018

Las encuestas rumbo a las elecciones del 2018, análisis en Despierta

las encuestas rumbo elecciones 2018 analisis despierta

Mesa de encuestadores en Despierta con Loret (Noticieros Televisa)

Federico Arreola García, de Encuesta SDP Noticias; Jorge Buendía, de la encuestadora Buendía & Laredo, y Alejandro Moreno, director de encuestas de El Financiero, analizaron este viernes en Despierta con Loret cómo van las encuestas rumbo a las elecciones presidenciales del 2018.

Para Alejandro Moreno, el proceso está aún en una pretemporada de encuestas y no existe aún una alineación final, lo que hace que se estén midiendo escenarios hipotéticos.

Ya tenemos dos, tenemos dos muy importantes, el del partido gobernante, el que va punteando las encuestas, que es Andrés Manuel, y falta todavía, pero ya nos dan una idea, las encuestas nos permiten saber más o menos cómo va la contienda”, dijo.

Según Moreno, de acuerdo a la mayoría de las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena, tiene la ventaja de ir adelante, por reconocimiento de nombre, por distintos factores que tienen que ver con cómo el electorado está viendo la situación, con cierta irritación, con cierto descontento. Sin embargo, añadió, que no hay “nada escrito sobre piedra” y estamos ante un electorado volátil que ha estado cambiando de manera importante, es decir “lo que se diga, lo que se haga, lo que se deje de hacer, va a importar”.

Por su parte, Jorge Buendía, de la encuestadora Buendía & Laredo, manifestó que según sus datos, Andrés Manuel López Obrador tiene una amplia ventaja, seguido del PAN y después el PRI.

Para Buendía, “hay una diferencia importante entre el perfil de apoyo para el hipotético candidato del PAN o del PRI, que básicamente no hay cohesión alrededor de la candidatura de alguien dentro del Frente Ciudadano, lo que significa que hay más apoyo para los partidos que para las posibles figuras, en el caso de Ricardo Anaya o Miguel Ángel Mancera”.

Agregó que en el caso del PRI, lo que se verá las próximas semanas es una cohesión de los priístas alrededor de José Antonio Meade y destacó que López Obrador lleva la delantera “ya cohesionado” en su partido, ya que la preferencia por Morena es equivalente a la preferencia por López Obrador.

Sobre el “efecto Meade”, Federico Arreola García, de Encuesta SDP Noticias, señaló que sí existe dicho efecto desde que el precandidato fue “destapado”, pero especificó que según sus encuestas, el exsecretario de Hacienda ya “estaba subiendo desde abril”.

Teníamos dos meses en los que si le preguntabas a población abierta, quién prefería que fuera el candidato del PRI, más del 50% ya te decía que Meade”, dijo.

Agregó que Meade creció de la última encuesta a esta semana cinco puntos, que son “oxígeno puro”, pero de todos modos se encuentra a diez puntos de López Obrador.

Al respecto, Alejandro Moreno, de encuestas El Financiero, puntualizó que Meade venía cinco o seis puntos detrás de Osorio Chong como posible precandidato y es muy posible que esa brecha se cierre porque las señales que se han enviado son precisamente para ese electorado priísta.

Consideró que las próximas encuestas probablemente pondrán a Meade por lo menos en el nivel en el que se encontraba Osorio Chong antes del destape, pero la pregunta sigue siendo si Meade va a ser atractivo para los votantes que no se inclinaban hacia el titular de Gobernación.

Sobre la premisa de que Meade va a jalar votos del PAN porque estuvo en el gabinete de Calderón, Moreno dijo que es probable que esto suceda ya que el precandidato tiene ese “sex appeal político”, pero hay que verlo y hay que medirlo en los siguientes días.

Añadió que Meade, más allá de su candidatura, tiene un alto nivel de desconocimiento y tiene más imagen negativa que positiva. “Tiene mucho que crecer, la brecha con López Obrador es altísima, son 50 puntos en diferencia en conocimiento a nivel nacional y la pregunta es cómo va a generar opinión positiva en la medida en que se vaya exponiendo al electorado general”.

Moreno destacó que ciertamente sí existe hacia Meade un atractivo por parte del electorado panista y que también dentro de éste existe cierto enojo hacia el liderazgo nacional del PAN.

Para Jorge Buendía, de la encuestadora Buendía & Laredo, el reto para Meade es posicionarse como la segunda opción de los panistas, ya que éstos, a pesar de los conflictos, siguen aún alrededor de su partido y la disyuntiva es que Meade busque desplazar a Margarita Zavala como segunda opción de panistas.

Creo que aquí el juego, lo que están buscando es que básicamente en una contienda de dos, entre López Obrador o Meade, los panistas se inclinen más hacia la figura de Meade”, destacó Buendía.

Sobre la posibilidad de que los que se inclinan por un candidato independiente o los panistas voten por el símbolo del PRI, Buendía señaló que para ellos será más fácil votar por los partidos aliados, que son los que le han dado la diferencia a este partido.

Para Federico Arreola García, de Encuesta SDP Noticias, se van a ver dos temas, el primero es que Meade es “el verdadero PRIAN”, pero el otro es que Meade “de facto” es el verdadero Frente Ciudadano, ya que es un candidato sin partido que cohesiona a gente del PRI, a gente del PAN, a gente de Margarita Zavala.

Respecto a la eventualidad de que los votos del PAN se vayan a Morena, Alejandro Moreno, director de encuestas El Financiero, destacó que éste es un factor fundamental que no se puede prever ahorita, pero si hacia abril o mayo del próximo año ya hay una polarización de dos punteros, López Obrador – Meade, sí va a hacer fundamental saber qué van a hacer los principales panistas y hacia dónde se van a ir.

Jorge Buendía, de la encuestadora Buendía & Laredo, señaló que en estos momentos existe más rechazo al PRI que hacia López Obrador y que según sus encuestas hay un 52% de rechazo a que siga gobernando el PRI y 32% a que gane López Obrador.

Dijo que a diferencia del caso del Estado de México, donde Morena tenía una candidata emergente, hoy ese partido cuenta con un personaje ya definido y establecido, y si los panistas tuvieran la disyuntiva del voto estratégico en estos momentos se inclinarían más a Morena que hacia el PRI.

Sobre las versiones de que López Obrador ya llegó a su tope, de que está “muy arriba” y ya no sube, Federico Arreola García, de Encuesta SDP Noticias, dijo que esta premisa se viene escuchando desde 2006, 2012, pero según sus sondeos, el candidato de Morena ha seguido creciendo. “Empezó cercano a los 30 puntos, ahorita lo traemos arriba del 37, éste es el López Obrador al que se ve a enfrentar José Antonio Meade, es el López Obrador más fuerte. No hemos visto un López Obrador con este nivel de votación, según la encuesta de SDP Noticias, tan fuerte en ninguna elección”.

Para Jorge Buendía, de la encuestadora Buendía & Laredo, López Obrador ya no va a crecer porque aumenten sus niveles de conocimiento, pero hay otras rutas para crecer y una de ellas es persuasión, es decir, se cae uno de los otros aspirantes y uno de esos votos se van hacia el candidato de Morena.

Sobre las diferencias entre el López Obrador de 2018, comparado con el de 2006, 2012, Alejandro Moreno, director de encuestas El Financiero, dijo que efectivamente en 2012 a López Obrador le faltó buscar a electores que estaban descontentos con el PAN y no lo hizo. Consideró que hacia 2018 vamos a ver a un López Obrador que quizá se modere y que sí busque el voto panista, que sí trate neutralizar “el efecto Meade”.

Yo creo que puede crecer, el crecimiento no va a ser de sus bases de ahorita, sino de por voto estratégico en algún momento, cuando ya se polarice esto”, dijo Moreno, pero advirtió que no hay que perder de vista que tal vez la ventaja actual de López Obrador, por reconocimiento de nombre, cambie cuando se defina la alineación final y los números del candidato de Morena se ajusten a la baja.

Para Federico Arreola García, de Encuesta SDP Noticias, López Obrador “es un gran candidato” y que es más fácil para un candidato como él venir de atrás que mantener una ventaja y ahora se verá una elección donde tiene una ventaja clara y mantenerla no es poca cosa.

Añadió que López Obrador tendrá que aceptar todos los debates y decir sí a todo.

Según Jorge Buendía, de la encuestadora Buendía & Laredo, se aprecia aún en López Obrador cierta resistencia a buscar nuevos electores.

En relación al Frente Ciudadano, Buendía destacó que es importante que ya quede claro quiénes van a aspirar dentro de cada partido porque la cobertura se empieza a ir hacia otros actores.

Buendía consideró que el Frente Ciudadano se va a mantener y al respecto Alejandro Moreno dijo estar incierto y que habrá que observar, ya que la selección de candidatos no está definida, pero especificó que entre más pronto definan a su candidato será mejor, ya que la contienda que se viene es muy fuerte y van cuesta arriba, al igual que el PRI, y a diferencia de López Obrador que empieza desde arriba.

Para Federico Arreola García, de Encuesta SDP Noticias, el Frente Ciudadano no se quiebra porque “está quebrado” y quedará fuera de la jugada en el 2018.

Creemos que se está configurando esta elección para que una vez más sea una elección de dos”, dijo Arreola García.

En la opinión de Jorge Buendía se piensa en el Frente Ciudadano como una complementariedad ideológica, cuando en realidad es una complementariedad geográfica, donde “uno es fuerte el otro es débil”.

“Piensa en el PRD, si no va con el Frente va a perder Ciudad de México, Morelos, Tabasco, en tres, cuatro años desaparece. Tiene todos los incentivos para ir con el Frente”, dijo Buendía y añadió que van a tener mucho para repartirse, ya que el hecho de que haya tantas elecciones concurrentes significa que se van a poder dividir y ser competitivos a nivel de distritos y de senadurías.

“Yo creo que es el principal incentivo que tienen ahorita para mantenerse unidos”, concluyó Buendía.

 

ml-vm,

CARGANDO...