En el 2012 voté por el presidente Peña Nieto: Meade

2012 voté presidente Peña Nieto Meade

José Antonio Meade, secretario de Hacienda. (Twitter @JoseAMeadeK)

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, compareció ante el pleno del Senado como parte de la glosa del Quinto Informe de Gobierno.

El senador de Morena, Zoé Robledo, le hizo algunos cuestionamientos:

Zoé Robledo: Yo no sé si usted lleve la cuenta, pero esta es la novena vez que acude al Senado de la República a rendir cuentas sobre alguna de sus responsabilidades en el gobierno federal. Dos veces vino aquí para que fuera ratificado en alguna Subsecretaría de Hacienda, dos veces vino aquí como secretario de Relaciones Exteriores, una vez como secretario de Desarrollo Social, esta es la tercera vez que acude al Senado como secretario de Hacienda. Es un buen récord, la verdad, y no solo esto, fíjese, usted forma parte de un reducidísimo club de secretarios de Estado en México que han logrado ser titulares de la misma dependencia en dos sexenios seguidos. Ahí están los nombres de Salomón González Blanco, de Antonio Ortiz Mena, de Jesús Silva Herzog, de Carlos Rojas, es usted además el mexicano que más veces ha desempeñado el cargo de secretario de Estado. Es un buen récord, entonces uno se pregunta, pues qué tiene este señor Meade, por qué anda ahora en boca de todos y les genera a todos sentimientos encontrados. Y a ver, yo quiero dejar algo muy claro, no se duda de su formación académica, no se duda de su honorabilidad, de su seriedad, es muy común escuchar que usted es un funcionario eficiente y confiable, un funcionario honesto, yo lo felicito. Lo que a mí me llama la atención es que sea usted en el mundo, quizá el único secretario o ministro de Hacienda o de Finanzas que ha servido en el mismo cargo para dos partidos políticos diferentes. En unos momentos más vamos a ver un desfile de matraca economía priista, y un esfuerzo desesperado del PAN por desmarcarse de usted. Rebeldes sin cerillos, to Meade or No to Meade.

Esto fue lo que respondió el secretario de Hacienda, José Antonio Meade:

José Antonio Meade: Muchas gracias, senador Zoé Robledo. Otras cosas que no han cambiado es que he tenido la fortuna de que usted me pregunte en varias de las comparecencias que aquí he estado, fortuna que agradezco por su claridad, por su elocuencia y por su ingenio al tiempo de formularlas. Eso hace ciertamente que la comparecencia sea mucho más entretenida y yo lo celebro.

Vale la pena yo, considero, algunas reflexiones. De 1997 para acá no ha habido un sólo partido político que tenga mayoría. Y eso ha obligado a que se dialogue, a que se construyan consensos, y a que los consensos privilegien un entorno de mucho mayor estabilidad de la que habíamos conocido en la historia reciente y me parece que es razón de orgullo estar contentos de esa estabilidad y de estar contentos de esa posibilidad de diálogo y de estar satisfechos de que se han venido construyendo consensos en favor de una economía estable, de una economía que da certeza, de una economía que se rencuentra con la estabilidad apenas en el año 2000. Hasta antes del año 2000 llevábamos 40 años de inflaciones de doble digito. Del año 2000 para acá llevamos años en donde la inflación promedio ha sido inferior al digito. Llevamos años ya de cuidar las finanzas públicas, y eso es un consenso que se ha logrado a través de un diálogo que ha permitido que desde el 97 hayan sido varios los partidos políticos que han acompañado los paquetes económicos. A mi juicio deben sentirse mucho más orgullosos los políticos que acuerdan y que dialogan que los políticos que se mantienen al margen del acuerdo y del dialogo. Los políticos que encuentran forma de encontrar en el paquete económico la manera de reflejar sus aspiraciones por un mejor país que los políticos que escogen mantenerse al margen.

Los políticos que encuentran generosidad para ceder y acordar y así ver reflejados sus ideales, sus aspiraciones y sus ambiciones para el país, que los políticos que, como dijera también un distinguido político, -hasta cuando se desmayan en vez de regresar en sí regresan en no-.

Yo creo que quienes han ofrecido un sí a su país han construido mucho más que quienes han vivido permanentemente diciendo que no. Y este país ha cambiado mucho en las últimas dos décadas y ha cambiado mucho en lo micro. No solamente ha habido establidad como un objetivo, ha habido estabilidad como un medio y es un medio que nos ha permitido a los mexicanos construir en beneficio de cambiar la circunstancia de cada una de las familias en México, y basta hacer un recuento en su propio estado.

En 1994, tres de cada 10 viviendas en Chiapas no tenían acceso a energía eléctrica, hoy menos del uno por ciento de los chiapanecos dejan de tener acceso a la luz.

En esa época, una de cada cinco viviendas tenía piso de tierra hoy las tienen muy pocas. En esa época una de cada siete viviendas no tenía acceso al drenaje, hoy prácticamente todos están comunicados. En esa época nuestro reto en Chiapas y en el país era el analfabetismo, hoy es el dar acceso a la universidad. El 80% de los mexicanos que hoy están en una estancia de educación superior son los primeros en la historia de su familia en alcanzar ese grado.

Es cierto que tenemos muchos retos, pero es cierto que le hacemos un mal servicio a la capacidad de consensar y de construir, no reconocer también los muchos avances.

Partiendo de la base que un mexicano en situación de pobreza extrema es inaceptable, y de que un mexicano en situación de pobreza extrema debiera darnos vergüenza, también lo es que en los últimos 20 años el acceso material de muchos millones de mexicanos ha cambiado y ha cambiado para bien. En prácticamente el indicador que uno escoja.

Si el indicador es muro firme, techo firme piso de tierra. Si el indicador es acceso a agua luz o drenaje, si el indicador es el número de niñas y niños que están en la escuela, donde debieran de estarlo. Si el indicador es el número de adultos mayores que terminan su ciclo escolar. Si el indicador es el número de mexicanos que tienen acceso a la salud. De nuevo no hace falta ir muy lejos para recordar tiempos en donde un diagnóstico de leucemia para un niño era una sentencia de muerte. Hoy ocho de cada 10 se salvan, que es el estándar internacional.

No nos hemos preocupado solamente por lo macro, nos hemos ocupado también por lo micro y en lo micro hemos cambiado y cambiado para bien este país por fuerza de dialogar, por fuerza de consensar y por fuerza de construir mejor equilibrio político.

Me da usted la opción de no contestar la última pregunta, pero la contesto con claridad. En el 2012 voté por el presidente Peña Nieto, muchísimas gracias.

 

 

Con información de FOROtv
Vm,

CARGANDO...