Mujeres de 40 a 60 años de edad padecen el síndrome de fatiga crónica

sindrome de fatiga cronica en mujeres

Mujeres de 40 a 60 años de edad padecen el síndrome de fatiga crónica. (Noticieros Televisa)

El sentirse eternamente cansado, con dolores en las extremidades y una sensación de gripa interminable, es la descripción de los síntomas de quienes padecen el síndrome de fatiga crónica.

Dicha fatiga no es el tipo de cansancio que desaparece después del descanso.

Por el contrario, persiste por más de seis meses, incluso, puede limitar la capacidad para realizar las labores cotidianas.

El síndrome es difícil de diagnosticar no existen análisis médicos específicos, incluso, es similar a otras enfermedades como la fibromialgia.

Ambas enfermedades son diferentes, pero con una forma de presentación y síntomas aparentemente similares.

Alicia Ortiz Rivera dijo: “Yo fui diagnosticada de fibromialgia en el año del 2011, y eso fue medio de un manejo ya prolongado de un cuadro de depresión en donde llevaba ya bastantes años tomando antidepresivos, además tenía un trastorno de sueño que me llegaron a diagnosticar relacionado con algo que llaman síndrome de piernas inquietas, me la pase un buen de tiempo como más de dos, tres años, con un promedio de sueño entre dos, tres horas todos los días, tenía migrañas, dolor muy intenso de cabeza, un estado de cansancio crónico que se volvía prolongado uno se siente como si te hubieran apaleado 20 personas en un asalto, en una agresión muy intensa y es un dolor que no te puedes a veces ni mover”.

Tanto el síndrome de fatiga crónica como la fibromialgia, forman parte de las enfermedades complejas y poco comunes que ya están reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que hacen difícil el diagnóstico.

Pero son padecimientos que son más comunes en mujeres de 40 a 60 años de edad y se estima que de cada nueve mujeres, un hombre es diagnosticado.

Tampoco hay una cura, por lo que el objetivo de los tratamientos es mejorar los síntomas.

Por ejemplo, Alicia, ha recurrido al mindfullness, una nueva terapia psicológica basada en la relajación y la meditación zen.

“Buena parte tiene que ver con el manejo de estrés, yoga, aprender a relajar, aprender al manejo de las emociones, aprender a regular en ese sentido todos los aspectos que inciden en la salud he aprendido a entender el tema del estrés como ese mecanismo que te ayuda afrontar esas situaciones, pero también he aprendido lo nocivo que puede ser cuando no lo sabes manejar”, detalló Alicia Ortiz Rivera.

Ambas enfermedades ya aparecen en el manual de clasificación estadística internacional

La Organización Mundial de la Salud estima que en el mundo, la padecen entre el 0.3 y el 0.5 por ciento de la población.

Con información de Karina Cuevas

LSH

comentarios
CARGANDO...