Libertad de expresión y asesinato de periodistas, el análisis en Despierta

Ana Ruelas, Héctor de Mauleón, Ricardo Sánchez. Carlos Loret de Mola, Asesinato de periodistas, Despierta con Loret

Ana Ruelas, Héctor de Mauleón y Ricardo Sánchez hablan del asesinato de periodistas en la mesa de Despierta con Loret. (Twitter, @NTelevisa_com)

Tras el homicidio de Javier Valdez Cárdenas, director y fundador del semanario RíoDoce, de Sinaloa, el periodista Héctor de Mauleón afirmó que la situación es devastadora. “Estamos sumergidos en la peor espiral de violencia desde que esto comenzó, en el año 2000, y que se acelera de manera enloquecida cada año”.

En la mesa de Despierta con Loret, De Mauleón recordó que van “50 periodistas de 2010 para acá”, y que la violencia abarca ya el territorio nacional, “con una constante, la impunidad total”, porque de “500 agresiones a periodistas y medios, sólo hay tres sentencias con pocos vinculados a proceso”.

Para el reportero, el mensaje que se lanza es que “es posible matar periodistas con total impunidad”. Destacó que “el periodismo tiene una parte fundamental en el funcionamiento de una democracia”, porque “en los lugares donde se cierran medios se crean espacios de silencio en donde las palabras dejan de reflejar el mundo, y en donde las palabras se callan, se impone la barbarie”.

Ana Ruelas, directora de la organización Artículo 19, apuntaló que “el periodismo es un factor importante en la democracia; las agresiones generan autocensura, silencio y ruptura de la historia; la construcción de verdades es el trabajo periodístico, o nos condenamos a estar sujetos a la violencia y a la corrupción”.

Ruelas destacó que a partir del trabajo de la prensa se “conoció el caso Tlatlaya, Apatzingán, las empresas de (Javier) Duarte; el periodismo se necesita para tomar mejores decisiones”.

Acusó que esto “deviene de política de Estado de los tres niveles de gobierno, que buscan restringir la libertad de expresión”; subrayó que la organización que dirige tiene registro de que “53% de los ataques a los periodistas fueron perpetrados por funcionarios, por fuerzas de seguridad”.

Para la directora de Artículo 19, “las tres sentencias contra agresores de periodistas no son suficientes, porque apuntan a autores materiales y tenemos que saber quién les dio la orden de jalar el gatillo”.

Para Ana Ruelas, hace falta la participación más efectiva de las autoridades en la persecución de quienes han agredido a la prensa, aunque, reconoce que “en el mundo ideal no debería haber mecanismo de protección a periodistas”.

Ricardo Sánchez, fiscal para Delitos contra la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República (PGR), aseveró que las autoridades tienen “clarísimo” que existe un reto importante que “nos rebasa como Fiscalía”.

Reconoció que lo primero que hizo al asumir el cargo, hace una semana, fue sentarse a dialogar con las organizaciones y afirmó que “ha sido una semana muy dura”, pero se propuso “en ningún momento salir a descalificar o revictimizar, con intención de que nada nos impida seguir la línea”.

Sánchez rechazó que las autoridades no estén interesadas en detener a quienes atacan periodistas y subrayó que en cuanto tuvieron noticias del asesinato de Javier Valdez “dispusimos un equipo que fue a Sinaloa a trabajar, pero no me gustaría adelantarme, hasta que no tengamos pruebas objetivas y claras. Tenemos líneas de investigación, tenemos pruebas, la principal es la libertad de expresión, pero no me quiero adelantar”.

De Mauleón atajó que la reacción del fiscal es igual a las de otros funcionarios, “no veo nada que se diferencie de otros casos, las mismas constantes; las autoridades nos han habituado a la impunidad, el periodista tirado en la calle, sangrando, no sabríamos quién nos hizo posar para la foto, pero la constante es (declaran las autoridades) no queremos adelantar. Es abrumadora y apabullante la evidencia de que priva la impunidad”.

Ana Ruelas coincidió en que los periodistas necesitan “otras respuestas; nos hace falta un consejo asesor internacional de derechos humanos; necesitamos verdad sobre agresiones constantes, no es posible ejercer su trabajo sin tener miedo”.

El titular de la Fiscalía para Delitos contra la Libertad de Expresión destacó que las autoridades tienen claro el riesgo existente, y coincidió en que no debería existir el mecanismo de protección, pero “el combate a la impunidad es la mejor medida para prevenir que sigan ocurriendo las agresiones. Hemos identificado, hecho diagnósticos”.

Ana Ruelas consideró que el sistema de protección tiene en su contra que “está totalmente fragmentado, son pequeñas fichas que no se unen para generar una política integral; las agresiones a la prensa deben ser una prioridad para el Estado, pero la Fiscalía ni siquiera tiene presupuesto”.

Héctor de Mauleón acusó que atender un problema no resolverá la situación de los periodistas en México, “la Fiscalía debería impulsar un protocolo de investigación para que los periodistas se sientan protegidos, tendría que hacerse un trabajo de investigación, periodistas de México están absolutamente solos, los periodistas no pueden publicar algo, no tienen a quién recurrir, mientras los dejemos solos, resolver un asesinato no va a resolver la situación”.

 

 

 

 

 

 

 

tfo

CARGANDO...