Mujeres renuncian al ‘sueño americano’ y ponen carpintería en Hidalgo

“Trabajaba en Estados Unidos limpiando casas”, relató Marisol Gabriela Nava Rivas, exmigrante.

“Ahorita ya no nos dan mucho trabajo porque no tenemos documentos”, afirmó María del Carmen Pérez, exmigrante.

Marisol y Carmen decidieron olvidar el sueño americano en Connecticut y regresar a Mixquiahuala, Hidalgo.

“Nada más vamos a que nos humillen, la verdad no es algo que uno ya no quiere que lo humillen, mejor me quedo en mi pueblo a trabajar, a echarle ganas y estoy con mi familia”, dijo María.

Los dólares que lograron juntar los invirtieron en un pequeño taller de carpintería.

“Ya teníamos en mente poner un taller para ya no estar lejos de nuestra familia, de hecho habíamos estado mandando herramienta y ya con lo que trajimos de dinero invertimos para poner el taller”, narró Marisol.

Datos de la Oficina de Atención al Migrante en Hidalgo revelan que este fin de año disminuyó el regreso de migrantes.

“Estamos calculando que aproximadamente llegó un 40 por ciento de todo lo que esperábamos, estamos hablando de aproximadamente unos ocho mil paisanos en todo el estado de Hidalgo, ya no quisieron venir porque se ha puesto la situación muy difícil”, dijo Juan de Dios Hernández, director de Atención al Migrante de Hidalgo.

Para los migrantes quienes decidieron quedarse en Hidalgo y no regresar a Estados Unidos se estableció un fondo de apoyo de siete millones de pesos que en su primera etapa benefició a 308 paisanos.

Con información de Antonio Rojas
LHE

CARGANDO...