Ministra turca es expulsada de Holanda

Fatma Betül Sayan Kaya, ministra turca, fue retenida por la Policía holandesa cuando se dirigía al consulado de su país en Rotterdam, donde cientos de personas protestaban; horas antes, al ministro de exteriores turco le había denegado el aterrizaje en suelo holandés.(Twitter@NoticiasTurquia)

Fatma Betül Sayan Kaya, ministra turca, fue retenida por la Policía holandesa cuando se dirigía al consulado de su país en Rotterdam, donde cientos de personas protestaban; horas antes, al ministro de exteriores turco le había denegado el aterrizaje en suelo holandés.(Twitter@NoticiasTurquia)

La disputa diplomática entre Turquía y Holanda, ambos aliados de la OTAN, sube de tono y se agravó el domingo con la expulsión de una ministra turca por parte del país europeo que negó antes el ingreso al ministro turco del exterior, medidas por las que el presidente Recept Tayyip Erdogan describió a las autoridades holandesas como “fascistas” y “remanentes nazis”.

La colisión diplomática se debió a los planes de funcionarios del gobierno turco de hacer campaña entre los turcos que viven en Holanda a favor de un referendo en Turquía. La ministra para Políticas Familiares y Sociales, Fatma Betul Sayan Kaya, llegó a Holanda procedente de Alemania, pero se le impidió que ingresara en el recinto diplomático turco en Rotterdam, lo que desató una confrontación entre manifestantes turcos y policías armados. La ministra fue regresada con escolta a Alemania.

Cuando la ministra Kaya se acercaba a la frontera con Alemania escribió que: “¡todo el mundo debe tomar medidas contra esta práctica fascista! Este tipo de trato a una ministra es inaceptable”.

El gobierno holandés también estaba enojado y el primer ministro Mark Rutte describió lo dicho por Erdogan sobre los nazis como “una declaración loca”, mientras el alcalde de Rotterdam, Ahmed Aboutaleb, afirmo que el cónsul general turco fue el responsable de un “escandaloso engaño” porque supuestamente negó que la ministra vendría a pesar de que el gobierno holandés le había advertido que no lo hiciera.

“Él nos mintió y no nos dijo la verdad”, afirmó el alcalde”. La mentira se agravó cuando ellos se dirigieron en columnas distintas hacia Rotterdam” en su intento por engañar a las autoridades holandesas.

Centenares de manifestantes proturcos se enfrentaron a policías durante la noche en Rotterdam.

El roce diplomático con Kaya ocurrió después de que el sábado se impidiera al avión del ministro turco del Exterior, Mevlut Cavusoglu, aterrizar en Holanda.

Las autoridades turcas cerraron la embajada holandesa y dijeron que el embajador de este recinto ya no era persona grata.

Holanda impidió el ingreso de Cavusoglu al objetarle que pretendiera asistir a una manifestación en Rotterdam para hacer campaña a favor de un referendo sobre reformas constitucionales tendentes a ampliar las facultades de Erdogan, propuesta que los holandeses consideran un retroceso democrático.

El gobierno dijo que retiró el permiso por los “riesgos para el orden y la seguridad a nivel público”. Cavusoglu preguntó: “¿entonces el ministro del Exterior de la república turca es un terrorista?”

Erdogan dijo a una multitud en Estambul que Holanda “no conoce de política ni de diplomacia internacional”, y se refirió a las autoridades holandesas como “remanentes nazis; son fascistas”.

A principios de mes, Erdogan comparó algunas políticas de Alemania con “prácticas nazis”, después de que las municipalidades alemanas cancelaran el pasado fin de semana varios actos de campaña previstos por funcionarios turcos en esos lugares.

“Pueden detener el avión de nuestro ministro de Exteriores todo lo que quieran; veamos cómo vienen sus aviones (diplomáticos) a Turquía a partir de ahora”, afirmó Erdogan en un mitin en Estambul.

Con información de AP

LHE

 

comentarios
CARGANDO...