Miles de rusos exigen justicia en segundo aniversario del asesinato de Nemtsov

Más de 15,000 personas marcharon por el centro de Moscú para clamar justicia en el segundo aniversario del asesinato del líder opositor Boris Nemtsov (AP)

Más de 15,000 personas marcharon por el centro de Moscú para clamar justicia en el segundo aniversario del asesinato del líder opositor Boris Nemtsov (AP)

Miles de personas marcharon por el centro de Moscú para condenar la política del presidente ruso, Vladimir Putin, al que acusan indirectamente del crimen del líder opositor Boris Nemtsov, tiroteado hace dos años frente al Kremlin.

Los participantes en la marcha tuvieron que pasar por arcos detectores de metal antes de formar la columna que ya recorre los bulevares del centro de la capital.

Al frente de la protesta se sitúan los líderes del partido PARNAS al que pertenecía Nemtsov, entre ellos el ex primer ministro, Mijail Kasianov, y otros destacados dirigentes de la oposición extraparlamentaria rusa.

Poco antes de que empezará la manifestación, un hombre no identificado vertió un colorante verde en la cara de Kasianov, que tras salir un momento de la columna, continuó la marcha con la cara manchada.

“La política de Putin está basada en la mentira total”, “Venceremos pese a todo”, “Héroe de Rusia”, “Libertad para los presos políticos ucranianos” o “La televisión rusa es un arma de terror informativo” son algunos de los eslóganes que se pueden ver en las pancartas que portan los manifestantes.

Cuando concluya la marcha, está previsto que los ciudadanos que lo deseen puedan ir sin trabas de la policía al puente donde fue asesinado Nemtsov, a muy pocos metros del Kremlin, para depositar flores en el lugar de la tragedia.

El pasado 3 de octubre el Tribunal Militar de Moscú abrió el juicio contra los cinco chechenes acusados de tirotear a Nemtsov, el asesinato político más sonado desde que Vladimir Putin llegara al poder en 1999.

Familiares y correligionarios de Nemtsov consideran que será imposible hacer justicia mientras en el banquillo de los acusados no se sienten los organizadores y, lo más importante, aquellos que encargaron el crimen.

La oposición extraparlamentaria rusa acusa abiertamente a Putin de crear el clima de odio que motivó el asesinato de Nemtsov, que había acusado al jefe del Kremlin de desplegar tropas en el este de Ucrania y de corrupción al organizar los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en 2014.

El principal acusado de esta muerte es Zaur Dadaev, que en ese momento era miembro de las fuerzas especiales de Chechenia, motivo por el que el juicio transcurre en un tribunal castrense.

HVI

comentarios
CARGANDO...