Migrantes repatriados son recibidos en ‘El Chaparral’, Tijuana

Con el cierre de 2 candados, uno en Estados Unidos y otro en México, termina el sueño de los mexicanos que son repatriados; los migrantes ingresan por la puerta de 'El Chaparral', en Tijuana, la instalación federal donde reciben atención médica y boletos de regreso a sus estados de origen. (Noticieros Televisa)

Con el cierre de 2 candados, uno en Estados Unidos y otro en México, termina el sueño de los mexicanos que son repatriados; los migrantes ingresan por la puerta de 'El Chaparral', en Tijuana, la instalación federal donde reciben atención médica y boletos de regreso a sus estados de origen. (Noticieros Televisa)

En “El Chaparral”, la instalación federal donde los deportados reciben atención médica, pueden hacer y recibir llamadas, así como boletos de regreso a sus estados de origen.

Con el cierre de dos candados, uno en Estados Unidos y otro en México, termina el sueño de los mexicanos que son repatriados.

Los migrantes ingresan por la puerta de entrada en Tijuana.

En “El Chaparral”, la instalación federal donde los deportados reciben atención médica, pueden hacer y recibir llamadas, así como boletos de regreso a sus estados de origen.

Una vez que son deportados, estas oficinas son el segundo punto de repatriación más importante del país después del de Nuevo Laredo.

En “El Chaparral” las autoridades aplican un filtro del Instituto Nacional de Migración (INM) para confirmar la nacionalidad de la persona repatriada.

“Les hacemos unas preguntas en el punto de repatriación, estas preguntas consisten en allegarnos de los medios de convicción necesarios para acreditar la nacionalidad mexicana, hay medios de convicción, hay lenguajes, hay modismos del hablado, hay referencias geografías, biografías y familiares, de dónde vienen, de los lugares específicos del país, todo eso que nosotros podamos tomar como elementos de convicción para acreditar la nacionalidad”, indicó Rodulfo Figueroa Pacheco, delegado del INM en Baja California.

Con información de Joaquín Fuentes

LHE

 

 

comentarios
CARGANDO...