#TLCAN

México y EU dialogan sobre agricultura y TLCAN

José Calzada y Sonny Perdue, secretarios de Agricultura

José Calzada Rovirosa y Sonny Perdue, secretarios de Agricultura de México y EU. (Notimex)

México y Estados Unidos llevaron a cabo la segunda reunión de alto nivel en materia agroalimentaria, 20 días antes de que inicie la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El objetivo de la reunión, en Mérida, Yucatán, fue analizar las acciones para fortalecer el comercio bilateral en un contexto de intercambio justo, abierto y con reglas claras.

Durante dos días, el titular de la Sagarpa, José Calzada, mostró al secretario del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), Sonny Perdue y su comitiva, el potencial y calidad de empresas mexicanas.

Las cartas de presentación de México fueron las exportaciones de cerveza, aguacate, tomate, moras, pimiento, tequila, fresa, ganado bovino, espárragos y azúcar de caña, principalmente, que en los primeros cinco meses del año sumaron 12,405 millones de dólares, mientras que Estados Unidos vendió a México maíz amarillo, soya, jamón de cerdo, trigo y leche en polvo, con un valor de 7,531 millones de dólares, lo que representa un superávit a favor de nuestro país de 60.7 por ciento, situación que el presidente Donald Trump prometió revertir desde que estaba en campaña.

La primera reunión bilateral tuvo lugar en junio, en Savannah, Georgia, donde Perdeu coincidió con el titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) de México en que la relación de los dos países va más allá de los intereses comerciales, con un objetivo común: “que a todos nos vaya mejor”.

En conferencia de prensa, Sonny Perdue destacó que, con estas reuniones, “pretendemos hacer uso de la relación tripartita para mejorar las exportaciones para el resto del mundo, con base en las competencias que compartimos”.

José Calzada Rovirosa, en tanto, destacó que estas reuniones hablan de que ambos países se ven “como un equipo. Acá producimos, allá consumen. Nos preocupamos por ambos, porque somos socios responsables, para que la gente produzca y consuma productos sanos”.

El funcionario mexicano puso como ejemplo un modelo de planta productora de carne de cerdo, pues “tiene un proceso productivo cuidadoso, con calidad y sanidad impresionante. Para eso, importamos granos de Estados Unidos, como alimento para la producción de los cerdos, acá hacemos los cortes y exportamos la carne a Estados Unidos, a Japón, a China, a Corea”.

Calzada Rovirosa subrayó la importancia de las economías complementarias, porque “en la complementación general es como los países ganamos”.

El titular de la Sagarpa destacó que “a raíz del TLCAN, los países nos hemos especializado en los productos que hacemos mejor. Estados unidos es muy eficaz en la producción de granos; en México nos especializamos en ciertos productos, fuimos buscando nichos de oportunidad y especialización que hoy nos hacen ser mejores”.

En general, “los tres países [incluyendo a Canadá, el tercer socio del TLCAN] trabajamos en conjunto para fortalecer una gran región, la del NAFTA [siglas en inglés para el acuerdo comercial]”.

José Calzada Rovirosa aseveró que, con la renegociación del TLCAN, “tenemos la oportunidad histórica de incorporar instrumentos para que sea mejor de lo que hoy es para las naciones, pero, sobre todo, para las personas y los productores”.

Si bien reconoció que en este proceso de renegociación la cabeza del proceso, en México, es la Secretaría de Economía, Calzada Rovirosa aseveró que los equipos de trabajo del sector agroalimentario “sentamos las bases para instrumentos adicionales que nos den mayor certeza y mejor comercio”.

En el caso de México, “hemos hechos énfasis en la comercialización; hemos subrayado la necesidad de que haya facilitación aduanera para que nuestros productos entren de manera expedita a Estados Unidos, para que lleguen más frescos”, dijo el titular de Sagarpa.

También llamó a “depurar los mecanismos para tener mejor trazabilidad de los productos, tener mejor precisión de en dónde se sembró y qué camino siguió hasta la mesa de las personas”.

Finalmente, dijo que hace falta “mayor inteligencia en información, mejor intercambio para temas de empaque, producción y arribo de los productos a las mesas de las personas”.

 

 

tfo

comentarios
CARGANDO...