México tiene “altísimos niveles de impunidad”, denuncia Juan Pardinas en Despierta

Ana Francisca Vega, Carlos Loret, Enrique Campos y Juan Pardinas en la mesa de Despierta con Loret (Noticieros Televisa)

Ana Francisca Vega, Carlos Loret, Enrique Campos y Juan Pardinas en la mesa de Despierta con Loret (Noticieros Televisa)

Juan Pardinas, director del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), señaló este lunes que en México tenemos altísimos niveles de impunidad y destacó que las capacidades de investigación de los ministerios públicos estatales son débiles. Pardinas habló en Despierta con Loret del estudio llamado “Nueve años de ocurrencias, la evidencia disponible en justicia penal”.

Señaló que para hacer política pública se necesitan datos, se necesitan números y “lo que estamos haciendo en México es pegarle a la piñata con los ojos vendados”.

El funcionario manifestó que el estudio busca conocer qué es lo que está pasando detrás de las ventanillas de los ministerios públicos del país.

Pardinas destacó que los datos que tenemos sobre seguridad pública en el país son los resultados, es decir, el número de homicidios por cien mil habitantes, número de robos de vehículos por cien mil habitantes.

Añadió que si sube el número de homicidios se manda a la fuerza pública, a las fuerzas federales, al Ejército, Marina, pero no se ve qué es lo que está pasando atrás, detrás de las ventanillas de los ministerios públicos.

Señaló que “se diagnostica más el resultado de la enfermedad que las causas de ésta”.

Juan Pardinas enfatizó que el 70% de los agentes del Ministerio Público trabajan 60 horas a la semana y tienen salarios de entre siete mil y ocho mil pesos al mes, por lo que es imposible que eso funcione bien y eso está pasando en diversas entidades del país.

“Estos ministerios públicos son los encargados de investigar los crímenes y en México están sobrecargados de trabajo, no están capacitados, tienen salarios muy bajos, pues esa es la seguridad que tenemos”.

Agregó que lo único que vemos es “la lana que pone el gobierno, que entra, y los resultados, y no lo que pasa en medio”.

Admitió que existe una especie de abandono de las instituciones encargadas de llevar a cabo la justicia penal, y “no sólo de las instituciones que no son edificios y normas, son seres humanos que están ahí detrás tratando de hacer su mejor esfuerzo en el mejor de los casos, pero no lo pueden lograr debido a este contexto y a estas condiciones”.

Al señalar que existen altísimos niveles de impunidad, puntualizó que en los casos donde se llega a inculpar al señalado es donde éste se encuentra en flagrancia, “con las manos en la masa del homicidio, del robo”.

Agregó que en estos casos, el culpable sí pasa por un proceso y puede enfrentar a un juez e incluso la cárcel, pero si los criminales no son sorprendidos en flagrancia, las capacidades de investigación de los ministerios públicos estatales son tan débiles que ahí empieza el ciclo de la impunidad.

El director del Imco dijo que durante el estudio, la mayoría de los peritos entrevistados no mencionaron haber realizado las pruebas periciales como parte del protocolo natural, como acordonar la zona del crimen, tomar fotografías, tomar evidencias, “nada de eso sucede”.

Sugirió que para resolver esta situación el primer paso es no suponer que estamos bien diagnosticados, nos falta entender la vida cotidiana de los ministerios públicos y reformarlo.

“Qué pasaría en el país si instituciones a las que tenemos enorme respeto, por ejemplo el Banco México, que ser ministerio público fuera como ser funcionario del Banco de México, un trabajo de respeto social, de prestigio, bien pagado, que no tienes que trabajar jornadas de 60 horas a la semana, que sabes cuáles son los pasos a seguir en las distintas circunstancias que te enfrentas en tu empleo”, manifestó.

Reiteró que se requiere capacitación y esto se hace evidente cuando un ministerio público no es capaz de nombrar las pruebas básicas para responder ante un homicidio.

“Necesitamos más que nuevos edificios y grandes inauguraciones. Enfocarnos en los seres humanos que se encargan de que México tenga un sistema judicial”, concluyó.

 

AAE

CARGANDO...