México tiene que negociar con EU, pero también defender sus intereses: Videgaray

Luis Videgaray Caso, secretario de Relaciones Exteriores (Notimex)

Luis Videgaray Caso, secretario de Relaciones Exteriores, conversó acerca de las relaciones entre México y Estados Unidos (Notimex, archivo)

 

Los funcionarios mexicanos acudieron a Estados Unidos, porque fueron “invitados, porque nos propusieron una reunión de trabajo para asistir a Washington, fuimos como corresponde a una natural cortesía”, afirmó el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, en entrevista para Despierta con Loret.

El canciller destacó que encontraron una buena recepción para entablar el diálogo, “pero hay momentos en la vida en que hay que saber decir que no, porque la forma en la que se proponían algunas cosas, incluyendo la reunión de los presidentes, era inaceptable”.

Videgaray subrayó que la ventaja de su visita a Washington D.C. es que conocieron al equipo con el cual tendrán que trabajar y negociar, “queremos tener una buena relación con los vecinos, pero es muy pronto para saber cuál va a ser el resultado”.

Afirmó que los funcionarios mexicanos “no tenemos la facultad de escoger la personalidad de quien gobierna a un país vecino que, además, es nuestro principal socio comercial, pero con quien vamos a tener que negociar”.

Recordó que interactuaron con los principales funcionarios de la Casa Blanca y que estaban planteando las condiciones del encuentro entre los presidentes de México y Estados Unidos, planeado para el 31 de enero, cuando les avisaron “lo del tuit del jueves, lo cual pone de manifiesto las contradicciones de la reunión y la falta de coordinación del equipo del presidente estadounidense”.

Destacó que en ese momento se dieron una pausa del encuentro que desarrollaban, pero se quedaron discutiendo cómo afrontar el nuevo escenario. El mensaje, dijo, “también sorprendió a las personas con las que yo estaba reunido”.

De acuerdo con Videgaray, desde ese mismo jueves, cuando ya estaba cancelado el encuentro presidencial, se propuso que el diálogo entre los mandatarios se diera mediante una llamada telefónica.

Videgaray sostuvo que la relación con Estados Unidos “es extraordinariamente importante para México, de ello dependen millones de empleos e inversiones, por lo que no podemos levantarnos de la mesa y romper negociaciones, vamos a seguir en el diálogo”.

En la llamada, afirmó el canciller, “Trump repitió muchas de las cosas que dice, habló mucho del déficit comercial, una buena parte de la llamada fue intercambiar opiniones sobre la relación y al final llegaron a la conclusión de que habrá mejores resultados con diálogo”. Destacó que también “se acordó que no se iba a hablar públicamente de quién iba a pagar el muro, porque nuestra posición sigue siendo la misma. Es una diferencia irreconciliable”.

Dijo que el hecho de que no se hable públicamente del muro no significa que se negociará “en lo oscurito”. “Si existe un acuerdo se hará público, pero es un hecho que ese tema dinamitó un encuentro, y si queremos llegar a un acuerdo, pongámosle pausa. La estrategia es tener una buena relación con Estados Unidos y defender los intereses de México y a los mexicanos. Tenemos muy claro lo que queremos lograr, tenemos muy claro en lo que no vamos a ceder”.

Destacó que el Twitter es una variable nunca antes vista en una relación entre naciones, pero, “le apostamos a la diplomacia frente a un gobierno con formas inusuales”.

Lee:
Hay un profundo rechazo en México a la postura de Netanyahu: Videgaray

Sobre las sugerencias de voltear a ver a China, Videgaray dijo: “con China tenemos una asociación estratégica integral, pero no se nos olvide que a China le exportamos menos de 5 mil mdd anuales y el intercambio anual con Estados Unidos nos deja 300 mil mdd al año, un asunto que debemos tener en perspectiva cuando hacemos esas afirmaciones, que necesitan una dosis de realidad”.

El canciller afirmó que “no se han reportado aumentos en el número de deportaciones, no tenemos un reporte de aumento de malos tratos, pero vamos a incrementar el presupuesto de los consulados, a través de los recursos de ahorro del Instituto Nacional Electoral, para fortalecer la defensa jurídica de los migrantes”.

En cuanto a la propuesta de que el muro sea pagado con recursos de los cárteles, Videgaray recordó que “una buena parte del crimen organizado ocurre en Estados Unidos, donde se realiza el comercio de las drogas. No conozco más de la propuesta de lo que conocen ustedes, pero, a reserva de conocer los detalles, no es mala señal que la Casa Blanca modifique su discurso”.

En cuanto a la idea de gravar las exportaciones mexicanas a Estados Unidos con un 20%, reconoció que “sigue en el ambiente, pero eso significa que lo pagarán los consumidores estadounidenses”.

México es un país abierto al mundo
El secretario de Relaciones Exteriores afirmó que México recibe “muy pocas solicitudes de asilo de ciudadanos de países musulmanes, pero México es un país abierto al mundo, abierto para quienes buscan un lugar que respeta las culturas, las religiones y a quienes piensan diferente. Eso ha sido siempre, México no le cierra las puertas a nadie”.

El canciller insistió en que no es momento de pensar en romper relaciones con Estados Unidos. “No sé si la relación esté en su peor momento, pero está en un momento de definiciones”.

Reconoció que hay mucha incertidumbre y una gran indignación, pero, destacó, “hay orgullo y unidad nacional. Si tenemos claro cuáles son nuestros principios, podremos superar el momento complicado con creces”.

Videgaray subrayó que “las remesas no han estado en la agenda, no ha estado en su menú de opciones, pero es una de las líneas que no estamos dispuestos a cruzar”.

Finalmente, el canciller agradeció “todas las muestras de solidaridad de distintos gobiernos”.

 

 

 

tfo

comentarios
CARGANDO...