México tendrá un presupuesto contra la volatilidad en 2018: Vanessa Rubio

Vanessa Rubio afirma que el presupuesto 2018 será contra la volatilidad

Vanessa Rubio afirma que el presupuesto 2018 será contra la volatilidad. (Getty Images/Archivo)

México seguirá estrechándose el cinturón y para el presupuesto de 2018 mantendrá “sin duda” la austeridad de años pasados, para garantizar la fortaleza de la economía ante un entorno incierto, dijo hoy la subsecretaria de Hacienda y Crédito Público, Vanessa Rubio.

“Al final del día creemos que seguimos en un entorno de mucha volatilidad donde las políticas prudentes y responsables, en lo que a gasto, deuda y finanzas públicas se refiere, necesitan ser muy racionales y conscientes de este entorno, todavía muy incierto”, dijo Rubio en entrevista con Efe.

En septiembre, el titular de Hacienda, José Antonio Meade, deberá entregar el paquete económico para 2018 al Legislativo, que incluye las iniciativas sobre ingresos y gastos del Gobierno.

Mientras los ingresos deben recibir la luz verde de diputados y senadores, el gasto público solo es aprobado por la Cámara baja.

El presupuesto de 2017 incorporó un recorte de 239,700 millones de pesos (unos 12,000 millones de dólares), que se sumó a una serie de tijeretazos al gasto público anunciados a lo largo de varios meses.

Esta receta, explicó Rubio, ha permitido dar “fortaleza” a la economía mexicana, que el pasado año creció un 2.3%, y este segundo trimestre un 1.8% a tasa anual en términos reales, y un 3% en datos desestacionalizados, sin factores coyunturales por temporada.

Prueba de esta fortaleza son los índices de empleo y de actividad económica, aseguró, que van en una “buena dirección”, gracias a una “política fiscal sana” que permite reducir la proporción de deuda sobre el producto interno bruto (PIB).

En este aspecto, reiteró que al cierre de 2017 se va a tener superávit primario -más ingresos que gastos sin tener en cuenta el pago de la deuda-, tras nueve años sin lograrse y gracias a un mejor desempeño de la economía y a los remanentes del Banco de México.

Una “política monetaria sólida” y la “instrumentación” de las reformas estructurales como la de energía o la de telecomunicaciones son otras claves de la consolidación fiscal.

En este aspecto, Rubio consideró que la inflación está controlada y pronto iniciará su tendencia a la baja, pese a que este julio llegó a su nivel más alto desde diciembre de 2008 al marcar un 6.44% interanual.

Rubio, la primera mujer en ocupar este cargo en México, también se mostró positiva ante la reciente depreciación del peso frente al dólar.

Este miércoles la moneda nacional cerró en el mercado interbancario en 17.97 unidades por dólar, luego de algunas semanas con valores inferiores.

Son “fluctuaciones naturales”, aseguró. Y, de hecho, muy lejanas a las grandes depreciaciones de finales del año pasado e inicios de este 2017, cuando coincidiendo con la victoria electoral y el arribo de Donald Trump a la Casa Blanca, el peso llegó a rondar las 22 unidades por dólar, un mínimo histórico.

Por último, Rubio también se mostró optimista ante la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en vigor desde 1994, que arrancará el 16 de agosto en Washington a petición de Trump, que considera que, en los términos actuales, perjudica los intereses de su nación.

“Hay un diálogo más positivo y propositivo con el Gobierno de Estados Unidos”, aseveró.

Desde su Ministerio se han reunido en cinco ocasiones con su contraparte, encabezada por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Explicó que desde Hacienda se negociará el capítulo de servicios financieros, un sector que está bien integrado y cuya discusión, “bien anclada y con buenas perspectivas”, servirá para lograr una mayor unión, incluyendo temas como la economía digital o las llamadas “fintech”, las empresas tecnofinancieras.

MFH

comentarios
CARGANDO...