México lamenta muerte de nueve migrantes dentro de un tráiler en Texas

comunidades hidalgo migrantes muertos trailer texas

Tráiler abandonado con migrantes en el estacionamiento de una tienda de autoservicio en San Antonio, Texas. (AP)

El Gobierno de México externó su pesar por el fallecimiento de personas que fueron abandonadas dentro de la caja de un tráiler en la ciudad de San Antonio, Texas, en Estados Unidos.

En un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que hasta el momento se tiene conocimiento de nueve personas muertas y mientras que un número indeterminado quedaron gravemente afectadas y se encuentran hospitalizadas.

El Gobierno de México expresa sus condolencias a los familiares de las personas que han perdido la vida en este trágico incidente”, expresó la cancillería.

El consulado general de México en San Antonio trabaja estrechamente con las autoridades locales y federales, de los hospitales y el forense, para identificar la nacionalidad de las víctimas y brindar la asistencia y protección consular correspondientes, incluyendo la repatriación de los cuerpos de posibles ciudadanos mexicanos.

Igualmente, ha solicitado a las autoridades una investigación exhaustiva para deslindar responsabilidades y coadyuvará en los procesos legales que resulten de la misma, puntualizó la dependencia federal.

 

Suman 9 migrantes muertos

 

Un aparentemente fallido intento de contrabando de migrantes derivó en la muerte de 9 personas que viajaban a bordo de un remolque sofocante en medio del fuerte calor que reina en Texas. Las autoridades informaron el domingo que hallaron el camión con remolque en el estacionamiento de una tienda Walmart, donde rescataron a unos 30 sobrevivientes y detuvieron al conductor.

Por el momento no revelaron la identidad del conductor ni las nacionalidades de las víctimas.

Thomas Homan, director interino del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, dijo que ocho de los migrantes murieron dentro del camión. La vocera de la institución, Liz Johnson, dijo que otra persona falleció cuando recibía atenciones en un hospital.

Se trató del intento más reciente de tráfico humano por camión que termina en tragedia. En 2003, en uno de los casos más mortíferos registrados en Estados Unidos, 19 inmigrantes encerrados en un remolque sofocante murieron en Victoria, Texas.

Todos los sobrevivientes del nuevo caso fueron trasladados a hospitales. Al menos 20 estaban en estado extremadamente crítico o grave, de los cuales uno falleció, y ocho más con lesiones menores, como insolación y deshidratación.

Sus cuerpos estaban muy calientes al tacto. Las personas en este remolque no tenían ningún acceso a cualquier tipo de agua”, dijo el jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood. “Para nosotros es una situación de víctimas en masa”.

El contenedor no tenía sistema de aire acondicionado funcionando a pesar de las temperaturas que superaron los 37 grados centígrados (100 grados Fahrenheit), agregó Hood.

Homan explicó que, con base en las versiones de los sobrevivientes, en el remolque viajaron en algún momento hasta 100 personas, muchas de la cuales huyeron.

Los funcionarios no precisaron si el remolque estaba bajo llave cuando llegaron, si el remolque fue usado para contrabandear a los ocupantes a través de la frontera de México con Estados Unidos, o hacia donde se dirigía. San Antonio está a unos 240 kilómetros (150 millas) de la frontera con México.

Presenciamos un delito de tráfico de personas esta noche”, dijo el jefe de policía William McManus, que describió el caso como “una tragedia espantosa”. Dijo que muchos de los que estaban dentro del remolque parecían ser adultos de entre 20 y 30 años, pero que aparentemente también había dos niños en edad escolar.

La temperatura en San Antonio rebasó los 38 grados centígrados (100 Fahrenheit) justo antes de las 5 de la tarde del sábado y que no bajó de los 32 centígrados (90 Fahrenheit) hasta después de las 10 p.m.

La tragedia salió a la luz después de que una persona del camión se acercó a un empleado de Walmart en el estacionamiento y le pidió agua el sábado por la noche o el domingo de madrugada, dijo McManus. El empleado dio agua a la persona y después llamó a la policía. Cuando llegaron los agentes encontraron a las ocho personas muertas y los 30 sobrevivientes en el remolque, informó.

Algunos de los que estaban en el camión corrieron hacia los alrededores, por lo que los agentes realizaron una búsqueda, dijo McManus. Un helicóptero volaba sobre la zona después del amanecer.

Horas después de que se contaron los muertos y los sobrevivientes fueran llevados a hospitales, los investigadores recolectaban evidencia del camión remolque que tenía una placa de matrícula de Iowa, pero ninguna otra marca.

El Departamento de Seguridad Nacional estaba encabezando la investigación.

Los investigadores comprobaron videos de seguridad en los que se veía a varios vehículos que llegaron y se llevaron a otras personas del camión, afirmó la policía.

Otros casos de trata de personas en Estados Unidos han causado muertes. En mayo de 2003, 19 inmigrantes que eran transportados por el sur de Texas hacia Houston murieron dentro del remolque sofocante de un camión.

Los fiscales dijeron que el conductor en el caso de 2003 escuchó a los inmigrantes gritando y suplicando mientras sucumbían por el calor sofocante dentro del contenedor, pero que se negó a liberarlos. El conductor volvió a ser sentenciado en 2011 a casi 34 años de prisión después de que un tribunal federal de apelaciones anuló las múltiples sentencias de cadena perpetua que había recibido.

La Patrulla Fronteriza ha reportado por lo menos cuatro operaciones contra camiones de traficantes humanos este mes en Laredo y sus alrededores. El 7 de julio, los agentes encontraron 72 personas amontonadas en un camión, agregó la agencia. Procedían de México, Ecuador, Guatemala y El Salvador.

En México, los contrabandistas acostumbran atestar en remolques similares a los migrantes que van a Estados Unidos, a veces en compartimentos ocultos. Desde hace años las autoridades mexicanas han descubierto estos vehículos transportando a grandes números de personas bajo condiciones peligrosas.

En diciembre pasado, funcionarios mexicanos de inmigración encontraron a 110 migrantes atrapados y asfixiándose dentro de un camión después de que se estrelló al viajar a alta velocidad en el estado de Veracruz, en la costa del Golfo de México. La mayoría de los migrantes eran de Centroamérica y 48 de ellos eran menores de edad. Algunos resultaron heridos en el accidente, pero nadie murió.

En octubre pasado, también en el estado de Veracruz, cuatro migrantes murieron asfixiados en un camión que transportaba a 55 personas

 

 

 

Con información de Agencias.

FSR

comentarios
CARGANDO...