México extradita a EU a uno de los 10 fugitivos más buscados por trata de personas

Raúl Granados Rendón, quien desde 2010 había estado en la lista de los más buscados de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), fue arrestado en septiembre de 2016 en México, tras una investigación conjunta entre la agregaduría de la Agencia de Investigaciones sobre Seguridad Nacional (HSI) de ICE en la Ciudad de México, HSI de Nueva York, y la Policía Federal de México.

Fue extraditado a los Estados Unidos el viernes 27 de enero y fue presentado el sábado ante una corte federal en Brooklyn por 21 cargos acusándolo de asociación delictuosa y conspiración de trata sexual forzada, fraude y coerción; trata sexual de menores; prostitución interestatal; tráfico humano y otras ofensas relacionadas. La juez magistrada Arlene Lindsay ordenó su detención.

La extradición y acusación fue anunciada por Robert L. Capers, fiscal para el Distrito Este de Nueva York y por Ángel M. Meléndez, agente especial a cargo por parte de HSI-ICE en Nueva York.

“Esta extradición representa el más reciente capítulo en nuestro esfuerzo de varios años por perseguir a la organización de trata de Granados y demuestra una vez más nuestra voluntad por buscar justicia para las víctimas de la esclavitud moderna. No descansaremos hasta que aquellos que buscan sacar lucro de la esclavitud forzada sean llevados ante la justicia”, afirmó el fiscal Capers.

“Para nosotros en HSI no hay mejor manera de concluir el mes de Concientización contra la trata de personas que con la extradición de Raúl Granados Rendón, quien ha estado en nuestra lista de los más buscados por diversos crímenes incluyendo trata sexual”, dijo el agente especial Meléndez. “Este individuo es sólo uno de muchos que presuntamente ayudan a operar una organización de trata sexual responsable de traficar a numerosas mujeres a los Estados Unidos donde se les fuerza a trabajar como prostitutas en contra de su voluntad. No descansaremos hasta que estos individuos enfrenten la justicia que se merecen”.

Como queda asentado en los papeles de extradición y otros documentos de la corte, entre octubre de 1998 y junio de 2011, miembros de la organización de Granados, incluyendo a Raúl Granados Rendón y otros, traficaron ilegalmente a jóvenes mujeres a los Estados Unidos donde se les forzó trabajar como prostitutas en la Ciudad de Nueva York y en otras partes del país. La organización lucraba de las actividades de las víctimas. Cuando las víctimas se rehusaban o se resistían a trabajar, miembros de la organización las golpeaban y las violaban, y amenazaban a sus familiares en México, incluyendo a sus hijos.

Los agentes especiales de HSI han identificado y rescatado a más de 20 víctimas, todas ciudadanas mexicanas, y han arrestado a más de una docena de tratantes y traficantes, todos miembros o asociados a la familia Granados. Varias de las víctimas fueron violadas por los tratantes mientras otras fueron golpeadas. Todas las víctimas afirmaron que los tratantes amenazaron con hacerle daño a sus familiares.

A la fecha 13 miembros de la organización de Granados han sido acusados en el distrito este de Nueva York por cargos de trata sexual. Raúl Granados Rendón fue el fugitivo más reciente en ser arrestado y extraditado para enfrentar estos cargos.

Al anunciar la extradición y los cargos, el fiscal Capers felicitó a la oficina de HSI en Nueva York, su agregaduría en la Ciudad de México, y la Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia, así como al Departamento de Estado y al Departamento de Policía de Nueva York por su apoyo y alabó el papel del gobierno de México por promover los esfuerzos de la procuración de justicia bilateral contra la trata.

La acusación es meramente un alegato y el acusado se presume inocente hasta que se le demuestre lo contrario. De ser encontrado culpable, enfrenta una sentencia máxima de cadena perpetua.

Desde 2009, el Departamento de Justicia y HSI han colaborado con sus contrapartes mexicanas en la Iniciativa Bilateral Contra la Trata de Personas que busca fortalecer los procesos judiciales de alto impacto tanto bajo la ley mexicana como bajo la ley estadounidense. La iniciativa está enfocada en desmantelar las redes de trata humana que operan a través de la frontera México-Estados Unidos, llevar a los tratantes ante la justicia, reunir a las víctimas con sus hijos, y restaurar los derechos y la dignidad de las víctimas que sufrieron bajo las redes de la trata humana.

Estos esfuerzos han resultado en casos exitosos tanto en México como en Estados Unidos, incluyendo procesos federales contra más de 50 sospechosos en múltiples casos en Nueva York, Georgia, Florida y Texas desde 2009, y numerosos procesos federales y estatales en México contra sospechosos de trata sexual. Las extradiciones en este caso son el más reciente desarrollo en el programa integral contra la trata del Distrito Este de Nueva York, que a la fecha ha acusado a más de 70 sospechosos de trata sexual y ha otorgado apoyo a más de 135 víctimas, incluyendo 39 menores de edad. Adicionalmente, a través de este programa 18 niños han sido reunidos con sus madres, otrora víctimas.

El caso lo lleva la Oficina de Derechos Civiles. Los procuradores adjuntos Taryn Merkl y Jennifer M. Sasso están a cargo del caso.

LSH

CARGANDO...