México crecerá 1.7% en 2017, anticipa el FMI

El FMI consideró que las reformas estructurales estimularán el crecimiento. (Getty Images)

El FMI consideró que las reformas estructurales “estimularán previsiblemente el crecimiento alrededor de medio punto porcentual a mediano plazo”. (Getty Images)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anticipó un crecimiento económico de 1.7 por ciento para México durante 2017; destacó que existen indicadores favorables para el país en el mediano plazo.

En un reporte presentado antes de la reunión anual de primavera del FMI y el Banco Mundial, el prestamista proyectó una expansión de dos por ciento para 2018.

Las estimaciones contenidas en el nuevo reporte se mantuvieron sin cambios respecto de una actualización del documento Proyecciones Económicas Mundiales (WEO, por sus siglas en inglés) dado a conocer en enero.

El FMI consideró que las reformas estructurales en los sectores energético, laboral, de telecomunicaciones y financiero “estimularán previsiblemente el crecimiento alrededor de medio punto porcentual a mediano plazo”.

Actualmente los gobiernos de México y Estados Unidos celebran consultas en torno al proceso para abrir el Tratado de Libre Comercio de America del Norte (TLCAN) a una renegociación, cuyos alcances no están determinados, pero que ambos países reconocen es necesaria para actualizar el acuerdo.

El presidente Donald Trump continúa además evaluando la propuesta para imponer un impuesto de 20 por ciento sobre las importaciones provenientes de México, y pagar así el costo por la construcción del muro que ha propuesto levantar en la frontera con su vecino del sur.

Además, el Fondo Monetario Internacional recortó medio punto porcentual a la proyección de crecimiento de la economía de América Latina y el Caribe este año, anticipando ahora una expansión de 1.1 por ciento en un escenario de altibajos.

El recorte coincide con el sometimiento de las mayores economías de la región que crecerán a tasas por debajo de su potencial.

Aunque la actividad registrará un repunte en 2018, cuando se proyecta un crecimiento de 2.0 por ciento, la nueva lectura contenida en el reporte Proyecciones Mundiales Económicas (WEO) representa una revisión a la baja de dos décimas de punto respecto de su edición de octubre.

El FMI señaló que, si bien la actividad en la mayor parte de los países exportadores de materias primas estaría respaldada por la recuperación de los precios, “los fundamentos internos continuarán desempeñando un papel determinante en las perspectivas de algunos países grandes”.

El FMI apuntó para Brasil tasas de 0.2 por ciento y 1.7 por ciento en 2018, una revisión al alza de dos décimas de puntos respecto de octubre. Si se concreta esta previsión, el gigante del sur dejaría atrás una de las recesiones más profundas que haya padecido.

Para Argentina, el FMI proyectó una tasa de incremento de 2.2 por ciento para este año gracias al aumento del consumo y de la inversión pública, y de 2.3 por ciento para el próximo conforme la inversión privada y las exportaciones se recuperen.

Anticipó que en Venezuela continuará la profunda crisis, previendo una caída de 7.4 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) este año y de -4.1 por ciento para 2018, en medio de un escenario “de amplias distorsiones económicas” que alimentan una inflación de rápido incremento.

Consideró que el aumento de los precios de las materias primas contribuirá a estimular el crecimiento en Chile, con tasas de 1.7 y 2.3 por ciento este y el próximo año respectivamente, lo mismo que para Colombia, donde la expansión será de 2.3 por ciento en 2017 y 3.0 por ciento para 2018.

En Centroamérica el crecimiento este año alcanzará 3.9 por ciento y 4.1 por ciento el próximo, en tanto que para el Caribe se anticipa una expansión de 3.6 por ciento en 2017 y 4.2 para 2018.

La economía mundial ha repuntado y parece colocada en la senda de una expansión sostenida que resultará en un crecimiento de 3.5 por ciento este año y de 3.6 para el año 2018, anticipó hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Como trasfondo de estas proyecciones, la institución citó las favorables condiciones en el ámbito financiero y comercial del mundo, donde dijo se registra “una recuperación cíclica largamente esperada”, aunque el empuje continuará proviniendo de la actividad de los países emergentes.

En su reporte Proyecciones Económicas Mundiales, (WEO), presentado aquí en la víspera de los trabajos de su reunión anual de primavera, el fondo destacó también el impacto que la recuperación de los precios de las materias primas ha tenido en las condiciones económicas del mundo.

“El fortalecimiento de la actividad y las expectativas de robustecimiento de la demanda mundial, sumados a las restricciones que se ha acordado aplicar a la oferta de petróleo, han colaborado para que los precios de las materias primas dejen atrás los mínimos registrados a comienzos de 2016”, señaló la institución.

Explicó que ese aumento ha dado alivio a los exportadores de materias primas, empujado al alza general la inflación mundial, “y ha aliviado las presiones deflacionarias”.

“Los mercados financieros vienen operando al alza y con expectativas de prolongación de las políticas de estímulo en China y expansión fiscal, así como desregulación en Estados Unidos. Si la confianza y el optimismo de los mercados siguen siendo firmes, el crecimiento a corto plazo bien podría sorprender positivamente”, indicó.

China y la India encabezarán la fuerte expansión dentro de las economías emergentes, bloque que crecerá en su conjunto a un ritmo de 4.5 por ciento este año, una décima de punto por debajo de la proyección contenida en el reporte de octubre pasado, aunque repuntará a 4.8 por ciento para 2018.

Destaca aquí el desempeño de la India creciendo a tasas de 7.2 por ciento este año y de 7.7 por ciento en 2018, en tanto China aumentará 6.6 por ciento este año y 6.2 por ciento el próximo.

Notable también es el desempeño de las economías emergente y en desarrollo de Asia, donde el Fondo Monetario Internacional proyectó un crecimiento sostenido de 6.4 por ciento en 2017 y en 2018.

La actividad en las economías avanzadas será moderada, de 2.0 por ciento para 2017 y 2018, con una revisión mínima al alza de una décima de punto respecto de octubre para este año.

En Estados Unidos se esperan tasas de 2.3 y 2.5 por ciento para este año y el próximo año de manera respectiva, con revisiones al alza en los dos, y por encima de la expansión de 1.7 y 1.6 proyectados para los países de la región del euro.

El fondo observó, entre otros riesgos, las políticas aislacionistas, las cuales, dijo, “ponen en peligro la integración económica y el orden económico de cooperación mundial, que han sido de gran beneficio” particularmente de las economías emergentes.

De igual manera, el FMI alertó sobre el riesgo de que las condiciones financieras desmejoren en algunas regiones del mundo si las alzas en las tasas de interés en Estados Unidos ocurren más aprisa de lo anticipado.

A nivel más general, el FMI advirtió que la pérdida de optimismo y confianza de los mercados podría empañar las condiciones financieras “y exacerbar las vulnerabilidades que existen en varias economías”, incluyendo China.

 

 

 

 

tfo

CARGANDO...