México crea alianza contra la violencia infantil, Ricardo Bucio habla en Despierta

Ricardo Bucio y el maltrato infantil en Despierta

Ricardo Bucio y el maltrato infantil en Despierta con Loret. (Twitter, @NTelevisa_com)

El caso de un niño de 4 años maltratado y que rescataron las autoridades de la delegación Gustavo A. Madero cimbró a los medios y a la sociedad. El pequeño se hallaba en un cuarto con la luz apagada y bajo unas cobijas; desnudo, encadenado de los pies a una banca y con cinta canela alrededor del cuello; además presentaba signos de tortura, daños psicológicos y un alto grado de desnutrición, pero no es un caso excepcional.

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) reveló que, en 2015, México ocupó el primer lugar, entre 33 países miembros, en abuso sexual, violencia física y homicidios de niñas, niños y adolescentes menores de 14 años.

El tema de la violencia contra los niños y las niñas es un problema social; la Unicef ha indicado que entre 55 y 62 por ciento de los más jóvenes en México ha sufrido maltrato en algún momento de su vida, 5.5 por ciento de índole sexual y 16.6 por ciento de tipo emocional.

Ante el nivel de las agresiones registradas contra niñas, niños y adolescentes en México, será presentada la Alianza por una Niñez sin Violencia, como parte de los compromisos asumidos recientemente por nuestro país, explicó Ricardo Bucio, secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), en la mesa de Despierta con Loret.

De acuerdo con Bucio, la alianza es un paso hacia un cambio en la administración pública para garantizar los derechos de los menores.

Ricardo Bucio habla de maltrato infantil, en Despierta
Ricardo Bucio habla de maltrato infantil, en Despierta. (Twitter, @NTelevisa_com)

Ricardo Bucio habla de maltrato infantil, en Despierta. (Twitter, @NTelevisa_com)

Ricardo Bucio destacó que la situación de violencia contra niños y niñas es “compleja e histórica; normalizamos el castigo corporal; pensamos que es nimia la nalgada, pero ha normalizado el maltrato y eso se reproduce más allá del hogar en el acoso escolar, la violencia en el noviazgo, la pornografía infantil, el turismo sexual infantil”.

El secretario ejecutivo del Sipinna defendió que la ley de protección a niños, niñas y adolescentes “tiene perspectiva integral, y eso quiere decir que le toca a todos los gobiernos y a todos los sectores del gobierno tomar acciones; no podemos decir que hay una dependencia y un área a cargo, tiene que ver con abrir la relación entre gobierno y sociedad, entre gobiernos y familias”.

Ricardo Bucio explicó que, históricamente, el DIF ha dado servicios diferentes a las familias, “pero no tenemos apoyo para generar crianza positiva; se requiere que lleguemos a las familias de manera distinta”.

El funcionario pidió a las universidades generar conocimiento, a los medios de comunicación, a las iglesias, “que sean transmisores del mensaje, que se sumen a la alianza, porque son los que están más cerca de las familias”.

Bucio destacó que la Alianza por la Niñez es, “en principio, la adhesión de México a un esfuerzo global, pero, en general, es la respuesta a temas alarmantes. Vivimos en una de las zonas más violentas de América Latina y eso tiene efecto sobre los niños”.

En ese panorama, la Organización de la Naciones Unidas “se preocupó y lanzó la alianza. México se sumó al esfuerzo; hicimos un trabajo que se aprobó” y ahora vienen funcionarios de la ONU a presentarla.

De acuerdo con el funcionario, es necesario sumar esfuerzos de todos los poderes de la Unión para hacer efectivo el trabajo, “un dato que habla de la normalización es que en la ley de 2014, los legisladores dejaron la posibilidad de golpear a los niños, cuando aprueban un artículo que indica que los padres se abstendrán de ejercer violencia corporal, pero no hay un contundente no, sólo un estado prohíbe el castigo corporal, pero se sigue teniendo la visión de que los niños son patrimonio y que la disciplina violenta educa”.

Ricardo Bucio detalló que cada día, entre 2011 y 2015, se cometieron 3.7 infanticidios, “son niveles de violencia altísimos y no hay protesta pública, no hay movilización ciudadana, los padres no protestamos. La alianza necesita comprensión de qué está pasando, visibilización de la situación”, para operar.

Destacó que la violencia contra la niñez “se prohibió en Finlandia, en Dinamarca y en Noruega, allí no tienen esta violencia, porque se hizo un trabajo cultural con toda la sociedad”.

 

 

tfo

CARGANDO...