Mexicano podría ser el hombre más obeso del mundo

Juan Pedro, de origen mexicano, podría ser el hombre más obeso del mundo. (Noticieros Televisa)

Juan Pedro, de origen mexicano, podría ser el hombre más obeso del mundo. (Noticieros Televisa)

Juan Pedro, quien podría ser considerado el hombre más obeso del mundo, nació pesando tres kilos y medio, pero apenas cumplía 12 meses de vida y su cuerpo crecía, año con año.

Juan Pedro Franco Salas, originario de Aguascalientes, comentó: “Nací pesando normal, pero al año empecé a subir 10 kilos por año, entonces, eso como que ya no era tan normal, y a los seis años pesaba 60 kilos, pues como que no”.

Juan Pedro pasó toda su infancia y adolescencia en diversos hospitales en búsqueda de una solución a las causas de su obesidad.

María de Jesús Salas, mamá de Juan Pedro, dijo: “Cuando niño que estuviera come y come todo el día, no, siempre acostumbré a darles verduras, frutas, y hacía mucho ejercicio”.

Juan Pedro Franco Salas, señaló: “Me decían que todo estaba bien y que cuando creciera se me iba a quitar, engordo de todo, o sea si come engorda, si no come engorda, si hace ejercicio engorda, si no hace ejercicio engorda”.

Su problema se agudizó cuando cumplió 17 años de edad.

“A los 17 años me accidento y me quiebro la mitad del cuerpo y como tuve una cama muy larga, o sea estuve en cama, entonces sí subí, gané mucho peso, entonces ya a los 20 años pesaba como 300 kilos”, destacó Juan Pedro Franco Salas.

Varias recaídas de salud obligaron a Juan Pedro a permanecer seis años en su cuarto, sobre una cama modificada con una estructura que su familia diseñó para que él pudiera apenas moverse.

Juan Pedro Franco Salas, dijo: “Yo estoy claro en mi mente que yo no estoy así porque yo quiero, a quién le gustaría estar así, con oxígeno, con estar que para todo necesite ayuda, hasta para un vaso de agua le tengan que ayudar”.

Leer, ver televisión, jugar videojuegos, tocar la guitarra, ejercitar los brazos con una bicicleta, ejercitar los pulmones, todo lo que su cama le permitiere. Así el día a día de Juan Pedro, ningún medicamento para evitar su aumento de peso, mucho menos una cirugía aparecía en su horizonte.

Juan Pedro Franco Salas, destacó: “No es fácil, es muy complicado y muy costoso”.

Pero en noviembre de 2016, Juan Pedro tomó la andadera diseñada por su familia y a paso lento salió de su casa.

En una camioneta fue trasladado de Aguascalientes a Guadalajara en donde médicos de esa ciudad le realizarán una cirugía completamente gratuita para ayudarlo a bajar de peso.

Juan Pedro Franco, comentó: “En Guadalajara estoy empezando a volver vivir, como quien dice porque pues estamos luchando para bajar de peso para poder seguir haciendo las cosas que nos gusta y para poder hacer los negocios que tenemos pensando”.

Con información de Arely Melo

LSH

comentarios
CARGANDO...